Rafael Rodríguez presenta la comedia “Abre el Ojo” en el Teatro Cuyás


25 y 26 de Noviembre, 2  y 3 de Diciembre de 2011.

A las 20:30 horas en el Teatro Cuyás. Las Palmas de Gran Canaria.

 Llega la comedia “Abre el Ojo” al Teatro Cuyás

El director de escena grancanario Rafael Rodríguez vuelve a la carga con el teatro clásico español después de su exitoso ¿De cuándo acá nos vino? realizado para la CNTC. En esta ocasión, aborda la comedia de figurón de Rojas Zorrilla titulada Abre el ojo, donde el enredo amoroso y las supuestas virtudes que entran en juego suponen un espacio perfecto para entender que el teatro clásico puede ser muy, muy entretenido.

“Abre el ojo”, es una comedia de la denominada “edad de oro” del teatro español, donde se trasgreden y alteran considerablemente las convenciones que se marcaban como indispensables para las mismas; honor caballeresco, idealización de las relaciones amorosas, fidelidad de los amantes entre otras. En “Abre el Ojo” los caballeros ya no son virtuosos, el amor no se idealiza, por el contrario, es de un pragmatismo insultante y a los amantes poco les duran las fidelidades, dando paso a comportamientos regidos por el descaro y la desvergüenza.

En el “Abre el Ojo” que nos propone 2Rc , la comedia se excede, se vuelve farsa, se trasgrede así misma en un intento de, no sólo romper con las normas morales imperantes, sino de llegar a generar una hilaridad y un estado de diversión desbordado y continuado, muy del agrado del público más exigente.

Abre el Ojo es una historia, como tantas otras del mundo áureo, sobre el amor y sobre los problemas para llegar a disfrutar del mismo con la persona que se desea; Una historia sobre las relaciones afectivas, sobre los deseos y como no, los celos; Una historia de hombres contra mujeres, de ahí su sugestivo título: cada uno de los géneros trata de avisar a su par de entre el público para que tenga “ojo avizor” sobre el representante del otro género, ya que este, indistintamente si se es hombre o mujer, es débil en el juego del amor o del galanteo; la promiscuidad de la era moderna, la libertad de la mujer para elegir, para gobernar su propia casa, para establecer relaciones con quien desee y cuando desee, el poder del sexo…

Un mundo marginal el de Clara, discreta meretriz, quien juega con varios hombres para cubrir sus necesidades y caprichos o la irresistible pulsión sexual de la celosa viuda Hipólita frente a un mundo de grotescos galanes; uno desvergonzado como don Clemente , otro ridículamente pesado como don Julián o miserablemente tacaño como el regidor Caniego.

Más información en www.teatrocuyas.com

Print Friendly
bannerdestacadosrevista

Tus comentarios nos ayudan a mejorar

Condiciones:
* Esta es la opinión de los internautas, no de La Revista de Canarias.
* No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
* Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
* Se amable. No hagas spam.

Publica tus pensamientos