Arranca una nueva edición de la iniciativa ‘Miradas a la colección’ en La Casa de Colón


Jueves 13 de febrero de 2014.

A las 19:00 horas en la Casa de Colón. Las Palmas de Gran Canaria.

Arranca una nueva edición de la iniciativa ‘Miradas a la colección’ en La Casa de Colón.

Nos acerca al arte de Nicolás Massieu y Matos

Este jueves, día 13 de febrero, a las 19.00 horas, la Casa de Colón celebra una nueva sesión de su iniciativa ‘Miradas a la colección’, que mensualmente permite al público acercarse y descubrir las importantes obras de arte pertenecientes a la colección permanente del museo americanista, dependiente del área de Cultura, Patrimonio Histórico y Museos del Cabildo grancanario, que coordina Larry Álvarez. En esta ocasión el cuadro protagonista será ‘La trilla’, una pieza realizada hacia 1910 por Nicolás Massieu y Matos, uno de los más significativos pintores canarios de principios del siglo XX. La experiencia volverá a repetirse el próximo día 27 de febrero.

En esta ocasión el crítico, escritor y profesor de la ULPGC Jonathan Allen será el encargado de desvelar al público asistente las características de este tríptico realizado por Nicolás Massieu y Matos, probablemente realizado después de su paso por París y antes de marchar a Buenos Aires.

Para Allen, “en la encrucijada de la modernidad artística de Canarias, se alza la figura señera de Nicolás Massieu y Matos. El fabuloso tríptico ‘La trilla’ sintetiza la experiencia artística del joven pintor, que produce un icono intemporal y misterioso, una reflexión sobre el campo, la cosecha, y sus artífices, que le confieren a esta obra una perenne modernidad, que anclada en el simbolismo alumbra el camino hacia el Nuevo Realismo”.

Las plazas para la actividad ‘Miradas a la colección’ son limitadas (20 personas) y el público que desee participar deberá solicitarlo a través de los teléfonos 928. 312 373 o 928 312 383-84-86.

La Casa de Colón es el único museo de Gran Canaria que posee una colección de pintura histórica expuesta al público de modo permanente, y dentro de las tareas inherentes a cualquier institución museística –desde su política de adquisición, conservación e investigación-, la difusión de sus colecciones es primordial para reforzar los vínculos entre nuestro patrimonio y todas aquellas personas interesadas por un acercamiento al mismo. Este tríptico procede del legado de Massieu y Matos donado por el artista al Cabildo en su día. La Casa de Colón posee 55 obras suyas (21 óleos y 34 dibujos). Nicolás Massieu y Matos fue sobrino del pintor Nicolás Massieu Falcón, su primer profesor, y tío, así como primer profesor también a su vez de la reconocida artista Lola Massieu.

Según explica Jonathan Allen, “tras un intenso grand tour iniciático, Massieu y Matos estudia e interioriza la estética idealizante de los pre-rafaealistas británicos, la pre-vanguardia de los impresionistas franceses (conocerá a varios de los grandes en París), y la exaltación atmosférica de los simbolistas, impactándole especialmente la obra del belga Eugène Carrière. A esta difusa y rica nube de influencias se agregó la precisión objetiva de su maestro de dibujo en París, Jean Paul Laurens, un hombre profundamente comprometido con las señas y los símbolos del realismo, que le alejó de las trampas y artimañas de la pintura pequeño-burguesa”.

Se da la circunstancia de que esta misma obra formó parte de la muestra organizada en 2005, ‘Fondos de la Casa de Colón: Nicolás Massieu y Matos’. El tema de la trilla lo abordó el pintor en varias ocasiones, escenificando una de ellas en la zona de El Madroñal. La obra, estructurada en tres escenas o secuencias temporales, se unifica en la parte posterior a través de la suave orografía. La luz de mediodía incide en la parte central, en donde una madre con sus hijos contempla ensimismada las faenas propias de la trilla realizadas por el marido, situado al fondo de la composición. El panel derecho, en donde se representa a una joven con pavos, en primer término, está tomado de un cuadro de formato apaisado pintado por su tío Nicolás Massieu Falcón y representa la zona de la Degollada de San Isidro en los Arbejales (Teror) en un ambiente neblinoso.

Print Friendly
bannerdestacadosrevista

Tus comentarios nos ayudan a mejorar

Condiciones:
* Esta es la opinión de los internautas, no de La Revista de Canarias.
* No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
* Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
* Se amable. No hagas spam.

Publica tus pensamientos