Con lo de Bankia, aquí nadie dimite, por Luis León Barreto


29 de Mayo de 2012.

Con lo de Bankia, aquí nadie dimite.

Por menos de lo que ha sucedido ahora fue a la cárcel Mario Conde.

Luis León Barreto

Este país es Jauja, qué duda cabe. El lugar más paradisiaco para la picaresca de las cuentas, para los cien mil pufos, para el parasitismo. Carpetazo aquí y ninguna comisión allá, a pesar de que cada día leemos nuevos escándalos. Como si en vez de estar atravesando un túnel nos estuviéramos hundiendo en un pozo sin fondo. Se habla de miles de millones de euros evaporados sin que aparezca responsable alguno, carpetazo aquí y carpetazo allá para ocultar las miserias de una aristocracia bancaria y financiera que pone las cosas cada día peor. La marca España es una marca de risa, todavía recordamos las amenazas del ministro Soria cuando Argentina iba a expropiar Repsol, y todos sabemos lo que sucedió pocos días después.

Lo que está claro es que aquí el poder financiero, el poder político, el poder empresarial se ejerce con prepotencia y sin dar cuentas al saqueado ciudadano de a pie. La sensación es que el poder se ejerce y se beneficia de la total impunidad, por muy torpe o incompetente que se muestre. El Reino de España, incapaz de presentar unas cuentas públicas fiables, es el hazmerreír de toda Europa porque cada año es mayor el despilfarro, las corrupciones se extienden sin que nadie se vea en la necesidad de dimitir. Por menos de lo que ha sucedido con Bankia fue a la cárcel Mario Conde, pero ahora no pasa nada.

La gente cada vez lo entiende menos. Ya sabemos que unos 24.000 millones de euros costará al contribuyente sanear Bankia, cuyos desastrosos y voraces gestores se fueron a casa forrados, abundantes indemnizaciones, planes de jubilación y primas archimillonarias. En las Cajas de Ahorros los directivos se han llevado dinero a tocateja tras una dudosa gestión. ¿Qué hace el Fiscal General del Estado que no investiga? ¿Por qué el Banco de España ni se “olió” lo de Bankia?

Al otro lado del Atlántico, el Senado de EEUU exigió hace días la comparecencia de Jamie Dimon, consejero delegado que fue de JPMorgan Chase, que tendrá que responder por la pérdida de 2000 millones de dólares en inversiones de riesgo, una cifra 15 veces inferior a lo que vamos a tener que aportar entre todos para salvar a Bankia. ¿Por qué solo imitamos lo hortera norteamericano y no imitamos algunos de sus valores trascendentes como su buena justicia, su buena universidad, su buena capacidad de investigación e innovación tecnológica?

Blogdeleonbarreto.blogspot.com

[aside] [box bg="#F3960B " color="#fffff"]

Opinión

Luis León Barreto

Ver ficha completa>>

[/box] [/aside]
Print Friendly
bannerdestacadosrevista

Tus comentarios nos ayudan a mejorar

Condiciones:
* Esta es la opinión de los internautas, no de La Revista de Canarias.
* No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
* Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
* Se amable. No hagas spam.

Publica tus pensamientos