El Trío Gabriel Rodó ofrece un concierto en memoria del escritor canario Benito Pérez Galdós en el 92 Aniversario de su muerte


4 de Enero de 2012.

A las 20:30 horas en la Casa-Museo Pérez Galdós. Las Palmas de Gran Canaria.

Concierto de El Trío Gabriel Rodó en memoria del escritor canario Benito Pérez Galdós.

El próximo miércoles, día 4 de enero, se conmemora el 92 Aniversario de la muerte del escritor canario Benito Pérez Galdós, quien falleció en la madrugada del 4 de enero de 1920 en Madrid. Para recordar el luctuoso acontecimiento, la Casa-Museo Pérez Galdós, centro dependiente de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico y Cultural del Cabildo de Gran Canaria ha organizado un concierto en su memoria, que ofrecerá el Trío Gabriel Rodó, de la Fundación Orquesta Filarmónica de Gran Canaria (OFGC), a las 20.30 horas, en el patio principal de este centro museístico que vela por perpetuar la obra y la memoria del insigne escritor.

El Trío Gabriel Rodó, compuesto por Liliana Mesa (violín), Adriana Ilieva (viola) y Pilar Bolaños (violonchelo), interpretará en honor a Galdós un programa que incluye las obras Variaciones Goldberg, BWV 998 (selección), de J.S.Bach, y Trío para Cuerda en Sí bemol mayor, D471, Allegro, de F. Schuberg. Este grupo musical forma parte de la Academia de la Fundación OFGC, creada en 1989, que ha formado desde entonces a una veintena de los actuales componentes de la OFGC, así como a músicos que son ya parte de formaciones musicales profesionales, tanto nacionales como extranjeras, o se han dedicado a la docencia. El Trío Gabriel Rodó ganó en julio de 2011 el primer premio Guía de Gran Canaria, en la segunda edición del Premio de Música de Cámara Guía de Gran Canaria, organizado por la Fundación Canaria Néstor Álamo, Fundación Mapfre Guanarteme y la Obra Social de la Caja de Canarias.

La conmemoración del fallecimiento del escritor coincide con la reinauguración de la Casa Museo Pérez Galdós, situada en la calle Cano del barrio histórico de Triana, que volvió a abrir sus puertas al público el pasado 29 de noviembre tras permanecer dos años cerrada parcialmente. Este museo fue sometido a un proyecto de rehabilitación y modernización que ha permitido ampliar su superficie expositiva y mejorar las condiciones generales del valioso edificio histórico que alberga este centro museístico, dedicado a velar por la custodia y difusión del legado del más universal de los escritores canarios.

ACONTECIMIENTO INTERNACIONAL

La noticia de la muerte del escritor grancanario fue ampliamente recogida en la prensa, tanto nacional como extranjera, de los días siguientes. Publicaciones como La Esfera, Nuevo Mundo, Hoy, El Imparcial, El Fígaro, Crónica Gráfica, El Sol, El Correo Español, El Cantábrico, entre otras, dedicaron amplios espacios a glosar la figura del universal novelista con titulares como “Ha muerto el patriarca de las letras españolas”, “Emocionante demostración del sentimiento popular”, “La muerte del maestro”, “El duelo de España ante la muerte de Galdós”, “Duelo nacional”… Esa noche cerraron todos los teatros madrileños en señal de duelo.

El entierro, acontecido la tarde del 5 de enero, constituyó una gran manifestación popular y miles de personas de toda condición acompañaron el féretro en su recorrido desde el Patio de Cristales del Ayuntamiento de Madrid, donde se instaló la capilla ardiente, hasta el cementerio municipal de La Almudena.

Biógrafos y estudiosos de Pérez Galdós han reseñado también los últimos días del escritor. Pedro Ortiz Armengol, en Vida de Galdós, refiere que desde primeros de 1920 la salud de don Benito empeoraba considerablemente debido a la uremia que sufría. Tratado por Gregorio Marañón, falleció, a los 76 años, en su alcoba de la casa de su sobrino José Hurtado de Mendoza y Pérez Galdós, en el número 7 de la calle Hilarión Eslava. Dijeron los periódicos que los primeros en presentarse en la casa fueron el ministro de Instrucción Pública, Natalio Rivas; políticos, como Alejandro Lerroux; aristócratas, entre ellos Emilia Pardo Bazán; y otras personalidades de la vida política e intelectual del momento. El mismo día 4, el ministro Rivas puso a la firma del Rey un Decreto estableciendo honores y distinciones al fallecido: el entierro sería costeado por el Estado, y asistirían al mismo las Reales Academias, Universidades, Ateneo y Centros de Enseñanza y Cultura, así como funcionarios ministeriales.

Juan Rodríguez Drincourt, en Las Palmas y Don Benito, un afecto mutuo, reproduce el acta del Pleno municipal del Ayuntamiento de las Palmas de Gran Canaria que en sesión del 7 de enero trató la muerte de Galdós. Entre los acuerdos tomados figuran el agradecimiento al Gobierno y al Ayuntamiento de Madrid por los honores tributados al insigne escritor canario en su sepelio; el encargo al escultor Victorio Macho de un busto en mármol del novelista; y la decisión de que la Corporación en pleno, presidida por el alcalde, se trasladase al domicilio familiar de la calle Cano para dar el pésame a la familia en nombre de la ciudad. Se leyeron numerosos telegramas de corporaciones y particulares, procedentes de Canarias, de la Península y de la colonia canaria en Cuba, que, dirigidos al alcalde, daban el pésame a la Ciudad por la muerte de Benito Pérez Galdós.

 

Print Friendly
bannerdestacadosrevista

Tus comentarios nos ayudan a mejorar

Condiciones:
* Esta es la opinión de los internautas, no de La Revista de Canarias.
* No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
* Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
* Se amable. No hagas spam.

Publica tus pensamientos