El tenor Celso Albelo y la Agrupación Atlantes, juntos contra el cáncer


Por Javier Nogueira.

Se celebraba el 14 Concierto Benéfico a favor de la Asociación Española contra el Cáncer, organizado por la Junta de Hermandades y Cofradías de San Cristóbal de la Laguna, en el Teatro Leal con la presencia del tenor Celso Albelo y la Agrupación Atlantes.

Al evento asistió, entre otras personalidades, el Alcalde de La Laguna, que como cada año, cedió las instalaciones del teatro.

Celso Albelo venía de triunfar en el Auditorio de Tenerife con la ópera “Lucía de Lammermoor” y, aprovechando un paréntesis en sus muchos compromisos profesionales, prolongó su estancia en la isla y se comprometió con la batalla contra el cáncer. En un claro gesto  con la causa, el tenor lagunero lució un pañuelo de color rosa en el bolsillo de su chaqueta.

Albelo, acompañado al piano por Francisco Parra, empezó su repertorio con “Dicen que tú no me quieres” y con una canción mexicana. Después continuó con la zarzuela ”La tabernera del puerto” que recibió una gran ovación. Acompañado en la percusión por Fernando, percusionista de Atlante interpretó “Siete rosas” y culminó su recital con el aria de Rigolleto “La donna e mobile”. En su ejecución se movió por el escenario como un Duque de Mantua seductor y alargó la última nota hasta el infinito, como en tantas ocasiones hiciera el maestro Kraus.

Llegó el turno del grupo Atlante y sus 25 componentes, cuerdas, voces, una trompeta y la única mujer del grupo a la flauta.

Empezaron con “Un canario fuera de su tierra” al que siguió el tema que en su día popularizó el gran Benny More “Como fue”con Albelo colaborando en los coros. Siguió “Acércate chorito” de Mercedes Sosa. A continuación legaron unas sambas argentinas: “No me llames extranjero” donde emocionaron con sus coros, “La alegre samba” y “El tiempo del tambor”.

Los teclados cobraron protagonismo con  la versión del “Imagine” de John Lennon. El requinto se lució con el bolero “No me platiques más”, momento en el que Celso Albelo volvió a la escena como solista con “Zamba para olvidar”. Atlante cambió de registro con unas melodías de cine: ”Mona Lisa”, “Moonriver” etc.

En la interpretación de “Orgullecida” de Buenavista Social Club la trompeta hizo vibrar a todos los presentes, y con la “Canción del violín” llegó el momento instrumental más lúcido de la noche con un “solo” de violín que sorprendió al público.

La agrupación Atlante cerró su brillante actuación con su tradicional canción de despedida “Somos mucho más que dos”.

 

 

Print Friendly
bannerdestacadosrevista

Tus comentarios nos ayudan a mejorar

Condiciones:
* Esta es la opinión de los internautas, no de La Revista de Canarias.
* No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
* Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
* Se amable. No hagas spam.

Publica tus pensamientos