Desde Santa Cruz a Bilbao Maná incendia toda la orilla


Maná, el grupo más importante del pop rock latino ofreció anoche en Bilbao un concierto memorable que cerraba su gira española iniciada apoteósicamente en Tenerife, su ciudad española talismán.

El conjunto de Guadalajara presentaba su noveno disco “Cama incendiada” con una puesta en escena impresionante y unos efectos de luces espectaculares que encandilaron a un público bilbaíno que casi llenó el BEC. El concierto, que alternó temas del último trabajo de la banda mexicana con sus éxitos de toda la vida, tuvo una parte más rockera y potente en el escenario principal y otra más acústica e íntima en un segundo escenario donde se vivieron los momentos más entrañables.

Con 30 minutos de retraso los de Jalisco saltaron a la arena bilbaína con “La prisión”, un tema del nuevo albúm “Cama incendiada” donde se pudo apreciar la calidad instrumental de una banda que se encuentra en un estado de forma y madurez impresionantes. Tras “Lluvia al corazón” el vocalista Fher se dirigió al público vizcaíno y valoró el cierre de gira en una ciudad como Bilbao. Si Tenerife es la “Capital Maná de España”, anoche Euskadi se convirtió en la región elegida por los mexicanos para incendiar sus camas.

Con la salsera “Corazón espinado” culminada por Alex puesto en pie desde la batería, el BEC bailó y las féminas vibraron cuando Fher se quitó la chaqueta. A continuación pudimos disfrutar de la gran escenografía de esta gira (diseñada por un equipo de producción de Bélgica) con “La cama incendiada” que literalmente quemó el escenario al compás de los potentes tambores de Alejandro González, sin duda alguna uno de los mejores percusionistas del mundo.

Llegado el momento de “Eres mi religión” Fernando Olvera cogió por primera vez la guitarra para lanzar posteriormente un mensaje ecologista con “Cuando los Angeles lloran” iluminándose todo el coliseo vizcaíno en homenaje al defensor del Amazonas Chico Mendes.

Tras un espectáculo de inflables vino “Clavado en un bar” donde se vio al Fher más simpático; tras el hit del disco “Sueños líquidos” los mexicanos invitaron al guitarrista local Daniel Martín Fuentes que en el tema “Me vale”, rivalizó en los punteos con el propio Sergio Vallín. Impresionante la imagen de las cuatro guitarras y un bajo alineados en el escenario bajo un fondo de pantalla de calaveras mientras se encargaba de la parte vocal el batería Alejandro González. Desde estas páginas debemos resaltar el gran detalle de Maná apoyando a los músicos locales de cada ciudad en la que actúan.

Tras una primera parte instrumental sublime donde Maná se sitúa a la altura de las mejores bandas del panorama musical internacional llegó uno de los momentos más esperados del concierto cuando Fher interpretó a dúo con Shakira (desde la pantalla) el éxito “Mi verdad” de su último trabajo “Cama incendiada”. Si Bilbao vibró y de que manera con el dueto, imaginen ustedes las emociones que vivieron los afortunados que acudieron al concierto de Barcelona donde se pudo disfrutar de la propia Shakira en vivo.

Maná ya estaba quemando Vizcaya cuando sonaron los primeros acordes de el éxito “En el muelle de San Blas” cuyos coros llegaron hasta el mismísimo muelle de Santa Cruz de Tenerife. “Adicto a tu amor” otro tema del último trabajo de la banda, sirvió de puente para la ranchera “EL Rey” versión con la que los mexicanos adquirieron fama internacional y que las voces graves del País Vasco se encargaron de proyectar hasta Guadalajara.

Alex González, uno de los mejores baterías del circuito mundial, realizó un solo plagado de fuerza y energía que reventó el escenario del coso bilbaíno con unos tambores que se escuchaban desde Santurce a Bilbao, incendiando toda la orilla… Simplemente espectacular esa imagen de la plataforma que elevaba a un Alex tocando de pie y deleitándonos con acrobacias circenses. Si Maná es hoy en día uno de los grupos más importantes del pop-rock internacional, se debe en gran parte a la labor de este genial baterista.

Tras brindar Alex con el público tras el potente solo de batería, Fernando Olvera y Sergio Vallín se trasladaron a un escenario a modo de cama gigante en la parte posterior del auditorio para iniciar un Medley en acústico de los primeros éxitos del grupo entre los que destacó la archiconocida “Vivir sin aire” que enamoró a todas las chicas. Con la llegada al pequeño escenario de Alex González y del bajista Juanito Calleros se entonó “Mariposa traicionera” con dedicatoria a las mujeres españolas seductoras. Para “Bendita la luz” sacaron a una chica al escenario y con “Si no te hubieras ido” el vocalista Fher recordó a su madre.

Con “Oye mi amor” los mexicanos regresaron al escenario principal y tras una alusión a Leopoldo López, el opositor venezolano encarcelado, Fher pasó a presentar a toda la banda que cuenta con el apoyo de Héctor Quintana en la percusión y los coros, Santos en la segunda guitarra y el sevillano Juan Carlos Toribio en los teclados..

Con los bises llegó la apoteosis ya que a la coreada “Labios compartidos” siguió “Rayando el sol” con la que Maná se despidió definitivamente de Bilbao por la puerta grande. Habían conquistado toda España incendiando los escenarios desde Santa Cruz a Bilbao.

JOSE NOGUEIRA. BILBAO

Print Friendly
bannerdestacadosrevista

Tus comentarios nos ayudan a mejorar

Condiciones:
* Esta es la opinión de los internautas, no de La Revista de Canarias.
* No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
* Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
* Se amable. No hagas spam.

Publica tus pensamientos