El Circo de los Horrores se instala en Tenerife. “Pasar miedo nunca había sido tan divertido”


Del 22 de Noviembre al 9 de Diciembre de 2012.

En el Aparcamiento del Parque Marítimo. Santa Cruz de Tenerife.

“El Circo de los Horrores”: pasar miedo nunca había sido tan divertido.

Ver especial sobre el Circo de los Horrores>>

Monstruos, ogros, muertos vivientes, diablos y personajes macabros inundaron el Teatro Guimerá para la presentación del espectáculo “El circo de los horrores”. Clara Segura, tercera teniente de alcalde, concejal y presidenta del Organismo Autónomo de Cultura del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, acompañada por el productor Manuel González y el actor Enric Golmayo, informaron de esta original, terrorífica y divertida producción que se representará del 22 de noviembre al 9 de diciembre en el aparcamiento del Parque Marítimo.

“El circo de los horrores” es un espectáculo dirigido y creado a caballo entre el teatro, el circo y el cabaret. Teatro porque cuenta una historia y utiliza un guión. Circo porque usan esta técnica para realizar y contar las historias mimadas y acrobáticamente desarrolladas. Cabaret por lo sensual de algunos de sus números, por la relación e interacción con el público, el contacto directo, el humor adulto, fresco e inteligente.

El productor Manuel González añadió que sin este apoyo del Ayuntamiento santacrucero habría sido imposible desplazarse a la isla. Sobre el espectáculo, que definió como “políticamente incorrecto”, dijo que ante la afirmación de que el circo ha muerto “nosotros vamos a desenterrarlo”.

Recordó que en los cinco años en que lleva representándose más de un millón de personas han disfrutado al máximo porque “pasar miedo nunca ha sido tan divertido”. Enric Golmayo, que representa a Nosferatu, destacó la interacción entre los actores y el público, que se convierte en un protagonista más de las funciones.

La Sociedad de Desarrollo también colabora en este evento, premiando las compras superiores a 50 euros en comercios de la capital con entradas para el preestreno de “El circo de los horrores”.

Aunque sea Nosferatu el principal pilar sobre el que se asienta “El circo de los horrores” existen otros muchos guiños a películas de la época tales como “La momia”, “El baile de los vampiros” o “El exorcista”. También incluye guiños que nos recuerdan a otras películas, como “X Men”, con personajes como hombres lobo o la influencia de “Abierto hasta el amanecer”, de Tarantino. Un sinfín de miradas y guiños hacia el cine en blanco y negro y otras películas más contemporáneas son representados en “El circo de los horrores” como base de inspiración y adaptación al mundo del circo, consiguiendo una fusión de estas artes de lo más interesante, impactante e innovadora dentro de las artes escénicas.

La música también tiene merece ser destacada, desde melodías de corte clásico hasta bandas sonoras de películas clásicas de terror. LA HISTORIA Todo comienza en una noche de tormenta sobre el cementerio de los horrores. A lo lejos se oye acercarse un tren que se aproxima, entre silbatos, vapor y el chirriar de sus frenos.

De éste desciende un singular pasajero con su maleta en mano. Parece perplejo y confundido y es que es evidente su equívoco en la parada seleccionada, ya que se ha apeado justo a la entrada de un antiguo cementerio que le hiela la sangre. Imágenes de piedra, gárgolas y lapidas, aullidos de lobos y gritos desgarrados terminan por acongojar a nuestro personaje que comienza su interminable huida perseguido por las mil y una bestias de “El circo de los horrores” que buscan convertirle en uno de ellos.

El miedo, la tensión y las visiones espeluznantes se hacen intensos como si fuera uno de los relatos de Alan Poe o de H.P Lovecraft Stephen King (genios de la narrativa del terror que he utilizado para crear estas historias). Finalmente nuestro personaje cae en las garras de la exuberante vampira que le clavará sus dientes en la yugular, mientras las notas se desgranan en un festivo vals de sangre, que toda la compañía secunda.

Aquí, hace su aparición Nosferatu transformado de hombre a monstruo en plena pista. Nosferatu es el vampiro de la noche. Lo humano y lo animal de cada persona, la sangre y el agua , lo blanco y lo negro… en definitiva, los claroscuros de cada persona interpretados por Enric Golmayo, como clown y como vampiro, dando lugar a la fusión del teatro, circo y cabaret con el siniestro título de “El circo de los horrores”.

Las entradas ( de 15 a 36 euros) se pueden adquirir en la página web www.circodeloshorrores.com y junto a la carpa que se instalará junto al Parque Marítimo.

Print Friendly
bannerdestacadosrevista

Tus comentarios nos ayudan a mejorar

Condiciones:
* Esta es la opinión de los internautas, no de La Revista de Canarias.
* No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
* Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
* Se amable. No hagas spam.

Publica tus pensamientos