El corazón de Salzburgo, por primera vez en el Festival de Música de Canarias


[wide]

[/wide]

Los días 24 y 25 de Febrero de 2012.

En el Auditorio Adán Martín de Tenerife. Santa Cruz de Tenerife.

El corazón de Salzburgo, por primera vez en el Festival de Música de Canarias

La Mozarteum recorrerá el clasicismo austriaco con Beethoven, Schubert, Haydn y Mozart, el 24 y 25 de enero en Tenerife

Dirigida por Ivor Bolton, la orquesta fundada en 1841 es una de las más importantes formaciones austriacas

El 28º Festival de Música de Canarias, organizado por el Gobierno Autónomo, recibe a la Orquesta Mozarteum de Salzburgo, bajo la batuta de Ivor Bolton, que ofrecerá un doble programa en el certamen, con sendos conciertos en sus dos sedes principales: el Auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria y el Auditorio de Tenerife ‘Adán Martín’.La formación austriaca, símbolo de Salzburgo que visita por primera vez en el certamen canario, actuará en la capital tinerfeña los días 24 y 25 de enero, a las 20.30 horas, en los que interpretará obras de Beethoven, Schubert, Haydn y Mozart.

El primer programa incluye la Obertura Coriolano y el Concierto para violín en re menor, ambas de L. v. Beethoven, y una segunda parte con la Sinfonía nº6 de Schubert, mientras que en su segunda entrega la orquesta interpretará la Sinfonía nº 104 de F. J. Haydn, el Concierto para clarinete de Mozart y, también del genio austriaco, su famosa Sinfonía nº 40. Estos conciertos contarán con la intervención de dos jóvenes solistas: Sergej Khachatryan (Yerevan, Armenia, 1985), virtuoso violinista con gran proyección y relevancia internacional; de y Daniel Ottensamer (Viena, 1986), clarinete solista de la Orquesta Filarmónica de Viena.

Fundada por Constanze Mozart en 1841, la Orquesta Mozarteum de Salzburgo se encuentra actualmente entre las mejores orquestas sinfónicas de Austria, con una línea artística centrada en la era clásica vienesa. Con Ivor Bolton como Director Principal desde 2004, cuenta con 91 miembros y ha sido dirigida por batutas internacionales tales como Trevor Pinnock, Hans Graf, Robin Ticciati, Marc Minkowski, Yannick Nézet- Séguin, Mark Elder, Frans Bruggen, Andris Nelsons, Mark Wigglesworth and Thomas Dausgaard.

Ivor Bolton se convirtió en Director Principal de la Mozarteum de Salzburgo en 2004. Desde mediados de los noventa mantiene una estrecha relación con la Bavarian State Opera de Munich (Alemania) y con la Glyndebourne, así como otras instituciones musicales británicas. Fiel a su cita con el Festival de Salzburgo desde 2000, es habitual su presencia al frente de montajes operísticos en el Maggio Musicale de Florencia y en los principales auditorios europeos, incluyendo compromisos en Sydney, San Francisco y Buenos Aires. Ha estado al frente de las más importantes orquestas sinfónicas del Reino Unido y de formaciones de primer nivel de todo el mundo y cuenta con una amplia nómina discográfica junto a la Mozarteum.

Programa I
Los compositores del primer programa, Ludwig van Beethoven (1770-1827) y Franz Schubert (1797-1828), compartieron tres décadas y un escenario: Viena. “Salvo algún vago encuentro y la plena conciencia de ser un artista libre, no compartieron mucho más en vida, posiblemente debido tan sólo a los caracteres de uno y otro”, nos recuerda en el programa de mano Gracia Terrén.

Lejos del servilismo en que se debatieron sus predecesores Mozart y Haydn, Beethoven no trabajaba para nadie, componía lo que él quería y vendía con facilidad su música. En concreto, la Obertura Coriolano (1807) y el Concierto para violín y orquesta (1806) fueron compuestas en un periodo de excepcional productividad. Coriolano trata la disyuntiva de su protagonista entre la libertad de conciencia o su lealtad a las leyes romanas. Concebida en principio como acompañamiento musical teatral, finalmente fue estrenada e interpretada como obra independiente, y como tal ha trascendido.

Junto a la inspiración que derrochaba Beethoven en estos años, no menos importante para el nacimiento de esta partitura, el Concierto para violín y orquesta, en re menor, fue la amistad del compositor con el violinista Ferdinand Clement ¿conocido como el “mejor solista de Viena”-, y a quien Beethoven admiraba por su técnica y su sonido. La pieza es inusual en muchos aspectos, como la duración del primer movimiento (500 compases) o las más de 70 apariciones del timbal. Sergej Kachatryan interpretará este concierto en el Festival de Música de Canarias a la cadencia de Fritz Kreisler (1875-1962).

Programa II

Este programa lo integran tres obras de la máxima perfección y de inusitada belleza: las tres son fruto de la madurez final de sus autores y “cimas de la colosal aportación a los géneros sinfónico y concertante que llevaron a cabo los genios de Haydn y Mozart, los más altos representantes del Clasicismo vienés”, señala el crítico José Luis García del Busto.

Con la que fue su última sinfonía, la nº 104 ‘Londres’, Franz Joseph Haydn (1732-1809) cerraba un ciclo de obras de encargo por las que pasó largas temporadas en la capital británica. Con ella “vuelve a dar otra muestra genial de cómo la inventiva musical puede llenar de sustancia nueva y distinta los moldes preestablecidos y multitud de veces utilizados”, reseña García del Busto. “En suma, una obra maestra absoluta cuyo repaso es siempre placer y lección”.

Pocos días después del estreno de La flauta mágica, y pocas semanas antes de su muerte, Wolfgang A. Mozart (1756-1791) concluía la composición de este Concierto para clarinete y orquesta en la mayor, un encargo de su amigo clarinetista Anton Stadler, también incluida por la Mozarteum en este segundo programa. Destaca García del Busto “la elegancia consustancial a la línea musical del maestro, el frescor de la inspiración melódica, las proporciones formales celosamente respetadas, el vitalismo esperanzado y muy a flor de piel, el Mozart más dramático”.

De nuevo con Mozart concluirá el segundo concierto de la Mozarteum en el Festival de Canarias con una de las melodías más populares de la Historia de la Música: su Sinfonía nº 40. Escrita en Sol menor, la tonalidad que el maestro se reservó como manifestación de un sentimiento trágico, y compuesta en el prolífico verano de 1788, junto a la 39 y 41, este conjunto de obras vendría a culminar y a cerrar el ciclo sinfónico del maestro y, en general, el glorioso período del clasicismo vienés.

Solistas

Sergey Khachatryan ganó el Primer Premio en el VIII Concurso Internacional Jean Sibelius en Helsinki en el año 2000, convirtiéndose en el ganador más joven en la historia de dicho concurso. En 2005 se proclamó ganador del Primer Premio en el Concurso Queen Elisabeth de Bruselas. Tras su debut con la Orquesta de Cleveland en el año 2004, Sergey ha actuado con la Filarmónica de Nueva York, Sinfónica de Boston, Filarmónica de Los Ángeles, la Orquesta de Philadelphia, Sinfónica de San Francisco, Filarmónica de Londres y la Sinfónica de Londres, entre otras.

Daniel Ottensamer es, desde el año 2009, clarinete solista de la Orquesta Filarmónica de Viena y de la Ópera Estatal de Viena. Numerosos premios y distinciones en concursos internacionales han fraguado la carrera solista de este artista que ofrece conciertos asiduamente junto a orquestas como Radio Múnich, Sinfónica de la Radio de Viena, Cámara de Viena, Sinfónica NHK de Tokyo, Radio de Colonia y Sinfónica de Tokio, entre otras. Ha girado por Asia, EEUU y Europa, donde además imparte masterclasses. Entre otras grabaciones, junto a su padre y hermano, también solistas de las Filarmónicas de Viena y Berlín, respectivamente, ha editado un disco de obras para tres clarinetes.

Print Friendly
bannerdestacadosrevista

Tus comentarios nos ayudan a mejorar

Condiciones:
* Esta es la opinión de los internautas, no de La Revista de Canarias.
* No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
* Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
* Se amable. No hagas spam.

Publica tus pensamientos