El Cuarteto Brentano presenta el proyecto Fragmentos en los escenarios del Festival de Música de Canarias


Los días 24, 25, 26, 27, 29, 30 y 31

Tenerife, La Palma, La Gomera,  El Hierro, Gran Canaria, Fuerteventura  y Lanzarote.

El Cuarteto Brentano presenta el proyecto Fragmentos en los escenarios del Festival de Música de Canarias.

Con motivo de la celebración de su vigésimo aniversario, la formación encargó a un grupo de compositores actuales completar obras inconclusas de Dufay, Bach, Haydn, Mozart, Schubert y Shostakovich.

Este programa conecta el presente y el pasado, adentrándose con su propio estilo en espacios imaginados.

Los compositores actuales, seleccionados para esta original iniciativa son Wuorinen, Adolphe, Gubaidulina, Harbison, Hartke e Iyer.

El 29 Festival de Música de Canarias presenta uno de los programas más originales de su edición, el que protagonizará el Cuarteto Brentano, los días 24 de enero en el Teatro Guimerá de Santa Cruz de Tenerife y el día 29, en el Pérez Galdós de Las Palmas de Gran Canaria. Con motivo de la celebración de su vigésimo aniversario el Cuarteto Brentano encargó a un grupo de compositores actuales completar obras inconclusas de Dufay, Bach, Haydn, Mozart, Schubert y Shostakovich, dando como resultado el proyecto Fragmentos: Conectando el presente y el pasado.

Este mismo Cuarteto participará en la programación del ‘Festival en las Islas’, con obras de Purcell, Bartók, Haydn y Beethoven: La Palma, 25 de enero; La Gomera, el día 26; El Hierro, domingo 27; Fuerteventura, el miércoles 30; y Lanzarote, el jueves 31.

Fragmentos: Conectando el presente y el pasado

Es difícil tener la oportunidad de ver o de escuchar pensamientos incompletos que grandes creadores dejaron encima de una mesa, olvidados en una carpeta o guardados en un cajón. Las obras terminadas llegan hasta nosotros después de haber sido consideradas, pulidas y culminadas para su presentación. Este concierto, por lo inusual y arriesgado programa resulta ‘fascinante’ ya que compositores contemporáneos extienden “la mano hacia atrás y estrecharan la de algunos de los grandes compositores del pasado, adentrándose, con su propio estilo, en pensamientos comenzados que quedaron suspendidos en el tiempo, sugerentes y misteriosos”, comenta la experta Gracia Terrén en las notas del programa.

Cuarteto Brentano Mark Steinberg, violín Serena Canin, violín Misha Amory, viola Nina Maria Lee, violonchelo

Cuarteto Brentano Mark Steinberg, violín Serena Canin, violín Misha Amory, viola Nina Maria Lee, violonchelo

El proyecto “Fragmentos” explora la idea de este vínculo, adentrándose de nuevo en territorios imaginarios, continuando el fragmento sobre el cual se reflexiona para descubrir lo que pueden sugerir, examinados desde una nueva perspectiva. Exceptuando Marian Tropes de Charles Wuorinen, en donde la música antigua de Josquin du Presy Dufay entreteje la nueva pieza, obras inconclusas de Mozart, Schubert, Haydn, Bach y Shostakovich se emparejan con nuevas composiciones de algunos de los músicos más reflexivos e imaginativos para formar criaturas híbridas.

“Tradicionalmente, a las bestias mitológicas de estas características -que vivían en dos mundos a la vez- se les ha atribuido poderes mágicos. También aquí esperamos que se genere cierta magia al descubrir cómo los compositores de hoy colaboran con sus predecesores”, concluye Terrén.

Desde su fundación en 1992, ha actuado en numerosos escenarios de todo el mundo con gran acogida del público y la crítica. “Pasión, desinhibición y encantamiento”, escribió el London Independent; the New York Times elogió su “sonido lujosamente cálido y anhelante lirismo”; el Philadelphia Inquirer destacó su “instinto aparentemente infalible para encontrar el centro de gravedad en cada frase y gesto musical”; y el Times (Londres) opinaba, “El Brentano es un magnífico cuarteto de cuerda¿Fue maravilloso, una interpretación musical desinteresada”.

Pocos años después de su creación, ganaron el primer premio al Mejor Cuarteto de Cleveland y el Naumburg Chamber Music Award; en 1996, la Chamber Music Society del Lincoln Center les invitó a ser miembros inaugurales de la Chamber Music Society Two, un honor para los grupos de cámara desde entonces. Realizaron su primera gira europea en 1997 y recibieron el Royal Philharmonic Award for Most Outstanding Debut, en el Reino Unido, por su debut en recital en el Wigmore Hall de Londres, con el que el cuarteto mantiene una estrecha relación de colaboración, ofreciendo conciertos regularmente y como cuarteto residente en la temporada 2000/2001.

En las pasadas temporadas han realizado extensas giras con actuaciones en Estados Unidos, Canadá, Europa, Japón y Australia en las más prestigiosas salas como el Carnegie Hall y Alice Tully Hall de Nueva York; Biblioteca del Congreso de Washington; Concertgebouw de

Ámsterdam; Konzerthaus de Viena; Suntory Hall de Tokio, y Sydney Opera House. Han participado en diversos festivales, incluyendo los de Aspen, Music Academy of the West de Santa Barbara, Edimburgo, Kuhmo de Finlandia, Taos School of Music y Caramoor.

Además del repertorio clásico completo para cuarteto, se dedica con gran interés a la música antigua y a la contemporánea. Ha interpretado obras que anticiparon al cuarteto de cuerda como intérprete, entre ellas Madrigales de Gesualdo, Fantasías de Purcell, y obras vocales de Josquin. Asimismo, ha colaborado con alguno de los más importantes compositores de nuestro tiempo, como Elliot Carter, Charles Wuorinen, Chou Wen-Chung, Steven Mackey, Bruce Adolphe, y György Kurtág. Ha encargado obras a Wuorinen, Adolphe, Mackey, David Horne y Gabriela Frank. Celebró su décimo aniversario en 2002 con el encargo a diez compositores de obras de acompañamiento para una selección de El arte de la fuga, de Bach, cuyo resultado fue un extraordinario y amplio programa en un único concierto. También ha colaborado con el poeta Mark Strand, encargándole poesías para acompañar obras de Haydn y Webern.

Ha tenido el privilegio de trabajar junto con renombrados artistas, como la soprano Jessye Norman y los pianistas Richard Goode y Mitsuko Uchida. Mantiene una relación especialmente estrecha con Mitsuko Uchida, actuando con ella en Estados Unidos, Europa y Japón.

Ha grabado los Cuartetos de cuerda Opus 71, de Haydn, el Cuarteto K. 464 y el Quinteto K. 593 de Mozart con la violinista Hsin-Yun Huang (Aeon Records). En el terreno de la música contemporánea, ha sido editado un disco con música de Steven Mackey (Albany Records) y otros con obras de Bruce Adolphe, Chou Wen-chung y Charles Wuorinen.

En 1998, la violonchelista Nina Lee se unió al cuarteto, sucediendo a Michael Kannen, uno de sus miembros fundadores. Al año siguiente, fue el primer cuarteto de cuerda residente de la Universidad de Princeton. Sus actividades en la Universidad son variadas, incluyendo conciertos, talleres con compositores, clases de música de cámara y asistencia en otras clases del Departamento de Música.

El Cuarteto toma su nombre de Antoine Brentano, considerada por muchos estudiosos la “amada Inmortal” de Beethoven y destinataria de su célebre confesión de amor.

Print Friendly
bannerdestacadosrevista

Tus comentarios nos ayudan a mejorar

Condiciones:
* Esta es la opinión de los internautas, no de La Revista de Canarias.
* No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
* Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
* Se amable. No hagas spam.

Publica tus pensamientos