‘El enfermo imaginario’ de Moliére visita Garachico


  • Viernes 26 de septiembre de 2014.
  • A las 21:30 horas en el Exconvento de San Fracncisco, Garachico.

‘El enfermo imaginario’ de Moliére visita Garachico.

Con esta comedia terapéutica el público se puso en pie en los dos festivales de Teatro Clásico más importantes de España, Cáceres y Almagro 2014.

Delirium Teatro y Abubukaka llevan a Garachico su versión de una de las comedias más brillantes de Molière y del teatro clásico francés, ‘El enfermo imaginario’. Esta obra es la última y una de las más geniales creaciones de Jean Baptiste Poquelin, Molière. La cita será el próximo viernes 26 de septiembre a las 21:30 horas en el Exconvento de San Fracncisco de Garachico.

El enfermo imaginario, una comedia terapéutica.

El enfermo imaginario, una comedia terapéutica.

Delirium Teatro y Abubukaka presentan la comedia terapéutica ‘El enfermo imaginario’. En ella brilla, quizá como en ninguna otra, la vis cómica del autor francés. La burla contra la petulancia de los médicos tiene aquí un tono demoledor, en la mejor tradición de la sátira; pero, al mismo tiempo, el retrato maníaco aprensivo, de su protagonista Argán, empeñado en estar enfermo a pesar de su vigorosa salud, va más allá de la caricatura para alcanzar el disparate, el absurdo, no exento de comprensión e incluso ternura, que enlaza con las formas más modernas de humor.

‘El enfermo imaginario’, es una de las comedias más brillantes de Molière y del teatro clásico francés.

‘El enfermo imaginario’, es una de las comedias más brillantes de Molière y del teatro clásico francés.

El enfermo imaginario divierte e instruye hoy como entonces por su imparable comicidad, por el ridículo en que sume a los blancos de su sátira, que no es sólo la medicina, sino la familia, la ley, el dinero, la hipocresía, el abuso de poder, la debilidad y la pusilanimidad…, es decir, la condición humana en general.

Hace tiempo que Abubukaka y Delirium deseában compartir un proyecto. El reto consistía en fusionar de una manera enriquecedora el lenguaje de ambas compañías. Es en El enfermo imaginario, éste clásico escrito en 1673, donde encuentran la comedia idónea para poder intentarlo. Su autor, el genio francés Molière, que al igual que ellos tuvo que hacer de todo en el teatro para poder desarrollar su vocación: dirección, distribución, producción… fue sobre todo actor. Y tal vez por éste oficio, que te da la posibilidad y el placer de vivir, interpretar y comprender la vida de otros, es por lo que hacen todo este esfuerzo.

¿Lo habrán conseguido? Ustedes tienen la última palabra.

Print Friendly
bannerdestacadosrevista

Tus comentarios nos ayudan a mejorar

Condiciones:
* Esta es la opinión de los internautas, no de La Revista de Canarias.
* No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
* Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
* Se amable. No hagas spam.

Publica tus pensamientos