El grupo teatral Talía presenta “Aquellas pequeñas cosas” en el Teatro Leal


14 de diciembre de 2013.

A las 21:00 horas en el Teatro Leal. La Laguna.

El grupo teatral Talía presenta “Aquellas pequeñas cosas” en el Teatro Leal

El grupo teatral Talía lleva al Teatro Leal el próximo 14 de diciembre a las 21:00 horas “Aquellas pequeñas cosas”, esta obra  fue estrenada en junio de 2013 en el Paraninfo de La Laguna.

El grupo teatral Talía presenta "Aquellas pequeñas cosas" en el Teatro Leal

El grupo teatral Talía presenta “Aquellas pequeñas cosas” en el Teatro Leal

En un barrio cualquiera, una mujer cualquiera un buen día sin motivo aparente decide terminar con su vida y no es porque no pueda pagar la hipoteca, ni porque tenga una enfermedad terrible, ni porque le falte el calor de una familia, simplemente decide que no merece la pena seguir con una existencia gris y aburrida sin en el más mínimo atisbo de ilusión.

Pero por esas cosas que tiene el destino, ese mismo día se presenta un camino para el cambio; un atajo hacia el peligro, tal vez incluso una condena disfrazada de esperanza… Sea como sea, después de ese día, nada volverá a ser como antes.

Porque hay historias que están compuestas de grandes acontecimientos, otras presentan mundos lejanos e inalcanzables y otras en cambio, están construidas con un montón de “aquellas pequeñas cosas” que nos hacen ser lo que somos. Cada uno de esos momentos vividos que nos pesan, a veces, como losas insoportables y en cambio en otras, nos sujetan al suelo para que no nos lleve el temporal.

[box]

Personajes

CRISTINA: Es la protagonista y sobe la que gira la historia. Es una ama de casa que siempre se ha volcado con su familia pero ésta no le ha agradecido nada el sacrificio que ha hecho por ellos. Su marido la ha engañado con Marión, la vecina del cuarto. Su única vía de escape han sido los culebrones. La obra inicia con un intento de suicidio de Cristina y acaba siendo la protagonista la instigadora de un secuestro.

VICTORIA FERRER: Actriz argentina de culebrones retirada, irrumpe en la vida de Cristina intentando, aparentemente, evitar que ésta se suicide. Aficionada a la bebida, poco a poco, irá acercándose a Cristina en el transcurso de la obra hasta convertirse en su amiga. En el fondo, pese a que Cristina siente admiración por ella, lo que desea Victoria es tener una vida más normal, una vida como la de su nueva amiga.

INOCENCIA: Prostituta andaluza vecina de Cristina, irrumpe también en lo que ella cree ser un incidente de violencia de género. Piensa que Cristina está siendo víctima de un episodio de violencia por parte de su marido. En el fondo, vive su profesión con dignidad, y según dice ella es una chica muy buena y muy normal, lo único particular es que desde muy joven, le gustaba llevarse cosas “a la boca”.

MARIÓN: Vecina de Cristina con la que su marido ha tenido una aventura. Homeópata a ultranza y defensora de la medicina alternativa, todo lo soluciona con una combinación de hierbas e infusiones. Desencadenante del secuestro perpetrado por Cristina, no puede evitar fijarse en los hombres, liándose durante la obra con alguien que aparentemente está “prohibido” ante los ojos de Dios.

HERMANO ÁNGEL Y HERMANO JESÚS: Predicadores de una extraña religión que tiene como profeta a Walt Dysney y como Dios a Michael Landon, irrumpen por casualidad en la casa de Cristina, convirtiéndose en rehenes del secuestro. Encuentran en las películas de Dysney el canal ideal para transmitir la palabra de Dios (Michael Landon) pero el encuentro de uno de ellos con la encantadora Marión, hace que dude de su fe.

COMISARIO ALEJANDRO: Representante de la ley que acude en misión especial a la casa de Cristina para solucionar el problema del secuestro. Es el intermediario, el que negocia con las secuestradoras pero que al final, acaba implicándose tanto a sus demandas que no sabe cómo elegir entre el deber y la opción de vivir la vida y ser feliz.

INSPECTOR ADÁN: Ayudante del comisario Alejandro, sufre el síndrome de Asperger que le impide manejar con soltura los sentimientos. Es el pepito grillo toca narices del comisario, que al final pone más cordura de la que parece en esta locura del secuestro. En el transcurso de la historia empieza a sentir algo “raro” por Inocencia, la prostituta andaluza.

[/box]
Print Friendly
bannerdestacadosrevista

Tus comentarios nos ayudan a mejorar

Condiciones:
* Esta es la opinión de los internautas, no de La Revista de Canarias.
* No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
* Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
* Se amable. No hagas spam.

Publica tus pensamientos