El Museo de Historia y Antropología de Tenerife acoge la exposición “No hay turista sin maleta”


expo no hay turista sin maleta

Hasta el 1 de Octubre de 2013.

En el Museo de Historia y Antropología de Tenerife. La Laguna.

El Museo de Historia y Antropología de Tenerife acoge la exposición “No hay turista sin maleta”.

El Museo de Historia y Antropología, perteneciente a Museos de Tenerife, ubicado en La Laguna, acoge la exposición No hay turista sin maleta, una muestra que pretende mostrar el fenómeno de las vacaciones a través de un elemento esencial como el equipaje. La exposición, de entrada gratuita, podrá presenciarse en el Museo de Historia y Antropología de Tenerife (Casa Lercaro) de martes sábado de 9.00 a 20.00 horas y domingo, lunes y festivos de 10.00 a 17.00 horas.

La maleta y el cuerpo acarrean todo tipo de hábitos, disposiciones y artilugios. En tanto que el viaje desplaza al turista hacia contextos sociales nada o poco familiares que pueden comprometer su estabilidad psicológica y emocional, su equipaje ha de contener todos aquellos elementos que, precisamente, aseguran su auto-identidad en privado.

La maleta ha de contener también todas aquellas cosas y artilugios ligados a la seguridad e higiene personal y a la percepción del turista de los estándares de seguridad e higiene en el destino turístico. El cuerpo del turista parece estar constantemente en riesgo. Por tanto, se han de llevar también los medicamentos habituales así como los específicos para esos periodos extraordinarios –repelentes de insectos, antihistamínicos, analgésicos, antisépticos…-. Y junto a ellos, adaptadores de electricidad, cargadores de dispositivos móviles, etc.

Con todo, elegir el vestuario es el principal desafío de la preparación del viaje, en el que la necesidad de garantizar la variedad entra en frecuente conflicto con determinar la cantidad: poca ropa no asegura la mínima variedad; mucha ropa, sin embargo, supone una importante restricción a la libertad de movimiento.

Unas buenas vacaciones van, por lo general, acompañadas por llevar la ropa adecuada, asegurando una correcta presentación. Los turistas suelen establecer una distinción, relativamente clara, entre el día y la noche desde el punto de vista de su presentación en público. Durante el día, el yo es percibido y conducido como relajado, vestido de forma casual y menos comprometido con la imagen, mientras que, por la noche, el cuerpo denota más aspiraciones, más glamurosamente vestido y autoconsciente de su propia imagen.

La maleta, como contenedor de las prótesis del yo, tiene una importancia decisiva, de la que da cuenta la ansiedad que produce en muchos turistas la pérdida o el robo del equipaje, que surge al considerar que un conjunto de ropa y complementos similar al que ha preparado en casa no se puede reconstruir a corto plazo en un lugar extraño. Hacer la maleta, la ineludible actividad que permite ser un turista justo antes y justo después de hacer turismo.

Print Friendly
bannerdestacadosrevista

Tus comentarios nos ayudan a mejorar

Condiciones:
* Esta es la opinión de los internautas, no de La Revista de Canarias.
* No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
* Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
* Se amable. No hagas spam.

Publica tus pensamientos