El Teatro Leal y la Casa Lercaro acogen este fin de semana el Festival de Cultura Infantil “Érase una vez” Ciudad de La Laguna


15 de Junio de 2012.

El Teatro Leal y la Casa Lercaro acogen este fin de semana el Festival de Cultura Infantil “Érase una vez” Ciudad de La Laguna.

El Museo de Historia y Antropología de Tenerife será el escenario para representar Hansel y Gretel, el musical, y el Teatro Leal será testigo de hasta tres funciones de Patito Feo y la Charca Contaminada.

El Teatro Leal y la Casa Lercaro, que acoge el Museo de Historia y Antropología de Tenerife, serán testigos de la celebración del Festival de Cultura Infantil “Érase una vez” Ciudad de La Laguna, en donde se representarán sendas funciones, El Patito Feo y la Charca Contaminada y Hansel y Gretel, el musical. Un festival en cuya organización han colaborado la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de La Laguna, el Organismo Autónomo de Museos y Centros y el Gobierno de Canarias.

A la rueda de prensa de presentación del evento acudieron María José Castañeda como representante del Consistorio lagunero, Amaya Conde por parte del Cabildo de Tenerife, Juan Manuel Castañeda en representación del Gobierno de Canarias y Vicky Bastos, de Jazzporti, como organizadora del evento.

María José Castañeda destacó la importancia “que este tipo de actividades tienen para el desarrollo cultural de La Laguna, actividades que hemos de fomentar y cuya organización hemos de agradecer a todos aquellos colectivos que luchan por ello”.

Por su parte, Amaya Conde detalló la colaboración del Cabildo en este festival, que será mediante la participación de los museos presentes en el municipio y la organización de diversos talleres. “Consideramos que este festival es una oportunidad inmejorable para acercarnos a la ciudadanía, sobre todo a las familias, que podrán participar en los talleres de cocina, en los rincones de lectura y que podrán disfrutar del planetario portátil que traeremos para la ocasión”, explicó.

Juan Manuel Castañeda, del Gobierno de Canarias, agradeció “las sinergias de todas las instituciones involucradas”, con especial atención al organismo que representa, del que aseguró que “siempre intentamos colaborar en la medida de nuestras posibilidades”, como su ayuda en la producción de la obra el Patito Feo y la Charca Contaminada.

Finalmente, Vicky Bastos reconoció que, “en estos momentos, es complicada pero fundamental la colaboración de las instituciones en estos proyectos, que pretendemos tenga visos de continuidad, pues estamos ante la primera edición. Pero no solo necesitamos su colaboración económica, sino también en especies, talleres y atrezzo”.

Asimismo, Bastos indicó que “todas las actividades están relacionadas con la educación medioambiental, por lo que las versiones de las obras están adaptadas con este fin”.

La primera de las funciones tendrá lugar en la Casa Lercaro, con la representación de Hansel y Gretel el sábado a las 12.30 horas y a las 16:30. Por su parte, el Teatro Leal acogerá hasta tres actuaciones de los protagonistas de El Patito Feo y la Charca Contaminada. La primera tendrá lugar el sábado, a las 18 horas, mientras que las otras dos serán el domingo en horario de mañana, 12 horas, y en horario de tarde, 18 horas.

Asimismo, se han organizado talleres y actividades para los niños tanto el sábado como el domingo, siempre de carácter gratuito y en horario de 10 a 14 horas y de 16 a 18 horas el sábado, y de 10 a 14 horas el domingo.

Érase una vez un mundo azul, hermoso y lleno de vida que, tras años y años de maltrato y abandono, acabó convirtiéndose en un planeta triste, sucio y gris. Una época en la que reyes y poderosos prestaron más atención al dinero, el poder y las riquezas que a las cosas bellas, a los pensamientos sabios o a los instantes alegres que el planeta regalaba desde hacía millones de años a todos sus pequeños y grandes habitantes.

Fue entonces cuando en La Laguna, una antigua y tranquila ciudad de Tenerife, un grupo de niños y niñas preocupados por el futuro decidieron hacer algo para que los mayores se dieran cuenta del daño que estaban haciendo al planeta, a sus pueblos y a las generaciones que estaban por venir. Buscaron con curiosidad a su alrededor y descubrieron que el Sol que siempre les calentaba y acompañaba podía ser la luz que alumbrara el camino de un futuro mejor.

Así, gracias al astro Sol, imaginaron una isla llena de cultura y conocimiento, de energías limpias y sostenibles, de hábitos responsables y respetuosos con el medio ambiente, el arte, el ocio y la ciudadanía, donde los adultos y los poderosos pudieran conservar por siempre un espíritu curioso y modélico para todos los niños y niñas.

Patito Feo de Morfema Teatro

Y para los siglos de los siglos, idearon un festival bajo el lema “2012, Energía Sostenible para todos”, donde estrenarían una obra de teatro musical de Marionetas, llamada Patito Feo y la Charca Contaminada de Morfema Teatro en un hermoso Teatro Leal, situado en el casco histórico de la ciudad.

Engalanarían de hermosos decorados la calle San Agustín y celebrarían un montón de actividades en el Museo de Historia y Antropología de Tenerife, concretamente en la Casa Lercaro, para que los niños de la Isla pudieran pensar, jugar, divertirse y aprender a través de talleres organizados por los Museos de Tenerife, como Chipeque, el niño guanche y su cabra; nuestros amigos los bichos; objetos con alma e incluso se atreverían a construir un planetario para que todos pudieran contemplar y escuchar “Las leyendas de Orión”.

Las hadas del bosque de Las Mercedes se enteraron de esta iniciativa y aportaran su granito de arena, llamando a Hansel y Gretel para que de la mano de la compañía teatral de Joel Angelino, cantaran y contaran sus aventuras y desventuras.

Los pequeños organizadores convocarían a todos los niños músicos de la Escuela Municipal para que dieran conciertos en la huerta de la Casa Lercaro y así actuaría una orquesta de violines y violonchelos, la Orquesta de Guitarras y un grupo de chiquillos y chiquillas de Música y Movimiento.

Y luego pensaron que los libros canarios e hispanoamericanos tendrían que cobrar vida para ser albergados en una acogedora Biblioteca Infantil y así los jóvenes lectores tendrían la oportunidad de perderse entre sus maravillosas páginas. Los más chiquitines dispondrían de una ludoteca para que pudiesen brincar y reír, mientras que otro grupo de pequeños cocineros aprenderían a hacer riquísimos pasteles en un curso de cocina, para luego chuparse los dedos y seguir practicando en casa con papá y mamá.

Y ERASE UNA VEZ, comenzó siendo un cuento que se convertiría en realidad con la única y sana intención de que todos los humanos, grandes y pequeños, lograran, algún día, llegar a ser felices y comer perdices.

El Festival Érase una vez cuenta con el apoyo del Organismo Autónomo de Actividades musicales del Ayuntamiento de La Laguna, Organismo Autónomo de Museos y Centros del Cabildo de Tenerife, Viceconsejería de Cultura del Gobierno de Canarias y el área de cultura del Ayuntamiento de La Laguna.

Print Friendly
bannerdestacadosrevista

Tus comentarios nos ayudan a mejorar

Condiciones:
* Esta es la opinión de los internautas, no de La Revista de Canarias.
* No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
* Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
* Se amable. No hagas spam.

Publica tus pensamientos