El timple, cuatro Venezolano y Puertorriqueño, protagonistas de una “Master Class” de lujo


Del 31 de Agosto al 6 de Septiembre de 2012

En Teror. Gran Canaria.

El timple, cuatro Venezolano y Puertorriqueño, protagonistas de una “Master Class” de lujo.

El viernes, día 31 de agosto, darán comienzo en la finca de Osorio de Teror, las Master Class impulsadas por la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico y Cultural del Cabildo grancanario que dirige Larry Álvarez, que impartirán el músico puertorriqueño Edwin Colón, el venezolano Gustavo Colina y el popular timplista canario Domingo Rodríguez El Colorao. La iniciativa, organizada en el marco del amplio programa de actividades que desarrolla el Cabildo grancanario con ocasión de la celebración de la presente edición de las Fiestas del Pino, se completa con otros dos cursos de baile tradicional y timple que darán comienzo el 3 de septiembre y que hasta el día 6 se desarrollarán en la sede de la Casa de la Cultura de la Villa Mariana de Teror.

Los tres grandes instrumentistas que imparten la Master Class participarán el sábado, día 1 de septiembre, a las 21.00 horas, en la XXIV edición del Encuentro de Música Teresa de Bolívar, junto a la Parranda Araguaney, el Taller Campesino y el cantador canario Pedro Manuel Afonso, que ha venido colaborando en distintos proyectos tanto con Colón como con El Colorao. El festival, con entrada gratuita, se traslada por primera vez en su historia este año al escenario de la Plaza de Sintes de Teror.

Master Class

Dada la proyección y la calidad de los músicos invitados para la ocasión, a las Master Class que tendrán lugar en el curso de un día en las dependencias de la finca de Osorio, asistirán músicos profesionales integrados en diferentes grupos de música popular canaria de la Isla, así como alumnos de conservatorio.

Edwin Colón es un reputado músico puertorriqueño que se ha convertido en el principal valedor del instrumento nacional del país, el cuatro. Su calidad interpretativa y su ingenio musical ha encumbrado entre la crítica especializada a este artista que ha estado nominado a los Grammy Latinos y ha compartido escenario con cantantes como Marc Anthony y Carlos Vives, entre otros. Colón hace poco que estuvo en Gran Canaria participando en febrero pasado en el VI Encuentro de Repentistas que reunió en Ingenio a distintos autores de Puerto Rico y Canarias.

Gustavo Colina también impartirá en este curso acelerado su arte con el cuatro venezolano, un instrumento con el que ha ofrecido conciertos en el Carnegie Hall de Nueva York, el Pourcell Room del Royal Festival Hall de Londres o el Conservatorio de Washington, entre otros recintos. El venezolano ha firmado la música asimismo de varias producciones audiovisuales y el Boston Ballet escogió uno de sus trabajos, Del flamenco al joropo, para un montaje coreográfico. Colina ha despertado con su trabajo el interés por la música venezolana y las posibilidades expresivas del cuatro.

Finalmente, el majorero Domingo Rodríguez es un timplista que se ha ganado el cariño de todos los amantes canarios de los sonidos populares. Fue el primer timplista que editó un método en escritura solfeística con escalas, estudios, ejercicios y obras simples, que está siendo utilizado en diferentes escuelas de música de Canarias. En la actualidad El Colorao compagina su labor de concertista con la de profesor de timple en la Escuela de Música del Cabildo de Fuerteventura e impartiendo cursos por toda la geografía ed las Islas.

Timplista canario Domingo Rodríguez El Colorao

Timple y baile tradicional

Además de la Master Class, hay previstos (del 3 al 6 de septiembre en la Casa de la Cultura de Teror) otros dos cursos de iniciación al timple y al baile tradicional que serán impartidos por los profesores de la Escuela de Folclore del Cabildo de Gran Canaria Eulogio Santana y Desirée Carballo, respectivamente.

La iniciativa se enmarca en la línea de lo anunciado por el consejero insular de Cultura, Larry Álvarez, de que “la cultura no descanse en vacaciones”, ya que “es cuando los ciudadanos disponen de más tiempo libre y las administraciones públicas están obligadas a brindarles una oferta cultural acorde a su demanda”.

El primer de ellos plantea una introducción a la melodía rasgueada que permite a los alumnos conocer las notas que se utilizan en la escala y arpegios de cada tonalidad y aplicarlos a temas del folclore del modo que lo hacían muchos de nuestros mayores para acompañar al canto. El segundo descubrirá contenidos prácticos y teóricos del baile y avanzará a los participantes el significado de los bailes pantomímicos o simulados, los relacionados con las prácticas religiosas o los vinculados con las faenas agrícolas.

Print Friendly
bannerdestacadosrevista

Tus comentarios nos ayudan a mejorar

Condiciones:
* Esta es la opinión de los internautas, no de La Revista de Canarias.
* No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
* Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
* Se amable. No hagas spam.

Publica tus pensamientos