La Sala de Exposiciones del Cabildo de Gran Canaria acoge la muestra ‘El viaje de Padrón’


Del 21 de noviembre de 2013 al 17 de enero de 2014.

En la Sala de Exposiciones de la Casa Palacio del Cabildo de Gran Canaria.

La Sala de Exposiciones del Cabildo de Gran Canaria acoge la muestra ‘El viaje de Padrón’

Este jueves, 21 de noviembre, a las 19.00 horas, en la Sala de Exposiciones de la Casa Palacio del Cabildo de Gran Canaria (c/ Bravo Murillo, 23, Las Palmas de Gran Canaria), se inaugura la exposición ‘El viaje de Padrón’, que reúne una treintena de obras del creador Antonio Padrón trasladadas para la ocasión desde las dependencias de su Casa-Museo, en la que el Cabildo acomete actualmente un ambicioso proyecto de ampliación y mejora.

La muestra del pintor, natural de Gáldar y fallecido hace 45 años, ofrece a la ciudadanía la posibilidad de contemplar algunas de las obras más significativas concebidas por Padrón a lo largo de su trayectoria plástica, en las que lo local y lo universal se encuentran para articular una amplia producción adscrita a la corriente del indigenismo.

La exposición, que permanecerá abierta en la Casa Palacio hasta el día 17 de enero de 2014, coincide con las obras de ampliación que el área de Cultura, Patrimonio Histórico y Museos, que coordina Larry Álvarez, acomete en la actualidad en la Casa-Museo del artista. Adquirido en 1982 por el Cabildo grancanario, el centro, que ha contribuido de forma significativa a la dinamización cultural de Gáldar, no sólo ha trabajado en la proyección de la figura del creador y su legado entre la ciudadanía de la Isla, sino en reivindicar activamente el papel de Padrón en la vanguardia canaria.

Obra del artista Antonio Padrón incluida en la exposición ‘El viaje de Padrón’

Obra del artista Antonio Padrón incluida en la exposición ‘El viaje de Padrón’

‘El viaje de Padrón’ reúne un total de 27 obras de distintas etapas del creador indigenista, desde su primera época, considerada como un periodo de búsqueda, a las últimas creaciones caracterizadas por un acentuado contenido dramático.

Así, el recorrido por esta muestra descubre desde el primer Padrón de cuadros como ‘Las alfareras’ o ‘Las aguadoras’, al más maduro, con creaciones como ‘La lluvia’ o ‘El niño enfermo’, así como otras piezas emblemáticas de trascendental importancia dentro de la evolución estilística afrontada por el artista en 1964, como fue su cuadro ‘En la exposición’, con el que abandona su debate interior entre la abstracción y la figuración que abarcó varios de sus últimos años, o ‘Piedad’, el óleo en el que estaba trabajando cuando falleció con 48 años. Algunas de las obras elaboradas por Padrón en sus dos últimos años de vida y que integran esta cuidada selección, nunca antes se habían exhibido en la capital grancanaria. La última gran muestra antológica realizada de Antonio Padrón en Gran Canaria se produjo en 1981 en la Casa de Colón.

El artista Antonio Padrón, como bien apuntó en una ocasión la escritora María Dolores de la Fe, fue capaz de crear “un mapa espiritual de Canarias”. A pesar de su interés por el pasado, estaba arraigado en la realidad presente, y a partir de una simbiosis entre el esquematismo ancestral, la expresividad coetánea y la esencia del mundo circundante, forjó su estilo inconfundible en el marco de las corrientes indigenistas confirmándose como uno de sus máximos exponentes.

Visitas guiadas. El público podrá disfrutar de la exposición ‘El viaje de Padrón’ con visitas guiadas gratuitas, en dos turnos, tanto para público general (de lunes a viernes, a las 18.00 y a las 19.00 horas) como para escolares de Educación Primaria, ESO y Bachillerato (a las 10.00 y a las 12.00 horas), con un máximo de 30 personas por grupo. Es necesaria inscripción previa en el Departamento de Educación y Acción Cultural (DEAC) de la Casa Museo Antonio Padrón (a través de los teléfonos 928 895 489 o de la dirección de correo electrónico cmapadron@grancanaria.com), en el caso de los escolares, o en la Oficina de Información y Atención al Ciudadano del Cabildo de Gran Canaria (928 219 229 o www.oiac.grancanaria.com), en el del resto de solicitantes.

Antonio Padrón Rodríguez nace el 22 de febrero de 1920 en Gáldar. Su primer contacto con la pintura se produce a los diecisiete años de la mano de su profesor Nicolás Massieu, uno de los principales paisajistas del momento. Movilizado en 1939, aprueba el ingreso en la Escuela Central de Bellas Artes de San Fernando de Madrid en 1942. Discípulo de Vázquez Díaz, residirá en la capital casi una década, hasta que en 1951 regresa a Gran Canaria para volcarse en su quehacer artístico caracterizado por la recreación del mundo primitivo circundante.

En mayo de 1954 inaugura su primera exposición individual en El Museo Canario, la sala de referencia para la cultura más contemporánea de las islas en esos años. En 1957 participa en la I Exposición de Arte Nuevo, colectiva organizada por la Universidad de La Laguna. En 1958 obtiene el Primer premio de la VIII Bienal Regional de Bellas Artes con un óleo titulado Ángeles. En 1959, tres obras suyas viajan a París para formar parte de la Exposición de Artistas Canarios. Sus proyectos pictóricos los combinó con otros trabajos en el ámbito de la restauración, la escenografía, la composición musical y la literatura.

En 1960, tras lograr el Primer premio de la IX Exposición Regional de Bellas Artes, abre su segunda exposición individual en el Gabinete Literario. Cuelga obras como ‘Molinillos’ o ‘Paisaje’ en las que aparecen ya sus características cabezas en forma de rombo y sus paisajes de base geométrica. En 1961 sus lienzos se presentan en la colectiva que la Luján Pérez inaugura en el Círculo de Bellas Artes de Santa Cruz de Tenerife.

La Casa de Colón acogerá su tercera individual en 1965, ya antológica. Expone por última vez en una colectiva abierta en la Modern Art Gallery de Las Palmas de Gran Canaria en 1966. El 8 de mayo de 1968 fallecía en su ciudad natal con apenas cuarenta y ocho años. Felo Monzón, amigo y gran conocedor del trabajo de Padrón elaborará el primer inventario de las obras que quedaron en su casa y en su estudio tras su muerte. Un centenar largo de óleos, esculturas, dibujos y grabados con los que se inauguraría el Museo Antonio Padrón en Gáldar en 1971.

Como señala la autora del estudio ‘El pintor Antonio Padrón’, María Victoria Padrón Martinón, la pintura del creador galdense “no se manifiesta solamente como respuesta a la plástica actual”, sino en el rescate del pasado isleño y a la revalorización de la estatuaria canaria prehispánica. Contrariamente a la extendida impresión de que Antonio Padrón fue un creador introvertido y solitario que encontró en Gáldar el fecundo e inspirador territorio en el que refugiarse para realizar su obra, la especialista en el estudio de su obra asegura que “fue un ser abierto que mantuvo contacto con personas de diversa extracción social”.

Padrón reelabora las premisas de corrientes como el cubismo, el fauvismo y el expresionismo en sus series populares cargadas de un cromatismo de honda emotividad, lo que a juicio del crítico de arte Lázaro Santana, “aporta una riqueza armónica que puede considerarse una forma de rebeldía elocuente en un panorama invadido por el caos”. Para el artista la riqueza colorística de la isla era siempre suficiente.

Dimensión de un nuevo espacio. La muestra que se exhibe en la Casa Palacio permite seguir disfrutando del arte de Antonio Padrón ahora que su Casa-Museo se encuentra en obras de ampliación y mejora. El proyecto de reforma que se acomete responde a las necesidades administrativas y expositivas del mencionado centro, tras la adquisición de la antigua casa familiar del artista, y permitirá la unificación de ésta última con el actual pabellón a través de un jardín también preexistente.

La nueva superficie total construida será de 365,67 metros cuadrados (frente a los 143,78 anteriores). A ello hay que sumar los 247,52 metros cuadrados del jardín. Tras las obras, que mejorarán la accesibilidad del centro con la instalación de un moderno ascensor, el actual estudio-museo albergará un taller y exposiciones temporales, mientras que el nuevo espacio acogerá el acceso principal, la sala de exposiciones permanentes, oficinas, aseos, un patio de servicio y la conexión con el jardín. Además, paneles móviles harán posible la conversión del espacio en una sala con capacidad para 40 personas.

Print Friendly
bannerdestacadosrevista

Tus comentarios nos ayudan a mejorar

Condiciones:
* Esta es la opinión de los internautas, no de La Revista de Canarias.
* No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
* Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
* Se amable. No hagas spam.

Publica tus pensamientos