Gran Canaria Espacio Digital proyecta el filme ‘Flandes’, de Bruno Dumont


Viernes 4 de julio de 2014.

A las 19:30 horas en el Gran Canaria Espacio Digital. Las Palmas de Gran Canaria.

Gran Canaria Espacio Digital proyecta el filme ‘Flandes’, de Bruno Dumont.

Gran Canaria Espacio Digital (calle Cádiz, 34, Las Palmas de Gran Canaria) concluye el ciclo dedicado a la cinematografía francesa mañana viernes, 4 de julio, a las 19.30 horas, con la proyección del filme ‘Flandes’, del director galo de culto Bruno Dumont. El mencionado ciclo, organizado por el Club de Cine Cambio de Rollo del mencionado centro cultural que gestiona el Cabildo grancanario, ha contado con la colaboración de la Delegación General de la Alianza Francesa en Las Palmas de Gran Canaria.

La película realizada en 2006 por Dumont está ambientada en la actualidad, y narra la historia de un grupo de jóvenes soldados que abandonan su pueblo en el norte de Francia para ir al frente a  luchar en una guerra lejana en Oriente Medio. Ese mismo año recibió el Premio del Gran Jurado en el Festival Internacional de Cannes.

Centrado en el personaje de André, un joven agricultor lacónico destinado a servir a su país en un conflicto que se desarrolla en un desierto alejado, el filme de Bruno Dumont empieza realizando un retrato muy fiel de la vida en la campiña de Flandes en otoño, al tiempo que mostrándonos la sexualidad animal que reina entre André y Barbe, una ninfómana local. El director ofrece la cara más dura de los conflictos bélicos a continuación: diálogos brutales, la muerte, el miedo y la supervivencia se imponen, tratadas secamente y sin ostentación, arrastrando a los soldados al odio, al asesinato, a la violación, la cobardía y la traición. Una espiral infernal de venganza ciega de la que André saldrá vivo cruzando la puerta de la crueldad y excesivamente cargado del peso de los horrores vistos y cometidos. De vuelta al pueblo al verano siguiente se encuentra nuevamente con Barbe.

‘Flandes’ se articula como una exploración de los deseos violentos y complejos del ser humano que es llevada muy bien por Bruno Dumont, gracias a una puesta en escena muy lograda (que podría compararse con ‘La Chaqueta metálica’ de Kubrick) en el estilo crudo y eminentemente original (encuadre, trabajo sobre los sonidos…) que distingue al cineasta francés de todos sus contemporáneos.

Bruno Dumont hace cine personalísimo, sin atender los códigos del cine comercial. Con actores no profesionales, que cumplen una performance por demás original y sorprendente, un guión en el que la historia no es lo más importante, sus películas secas, netas, austeras, se inscribe en la mejor tradición del cine clásico europeo. Michael Haneke, expresó que el cine de Bruno Dumont era uno de los pocos que valían la pena hoy en día.

Dumont considera su película ‘Flandes’ una historia de amor. Aunque confiesa que no le gusta la belleza, esta cinta está lleno de ella, desde el paisaje a la composición de las imágenes, pasando por los propios personajes. Al director no le gusta la belleza artificial, sino aquella que extrae de la realización, de la puesta en escena, aquella que se puede observar en un paisaje, intentando siempre filmar la belleza de nuestro interior.

Dumont juega en esta obra maestra con el espectador con su ejercicio de desconfianza, ante escenas de enorme belleza se arroja sin previo aviso imágenes violentas, retratos monstruosos de la crudeza y la maldad humana, el espectador pronto sabrá que se encuentra desprotegido ante tal tesitura, pero dicho juego/misión apela a propósitos internos y medios de denuncias atípicos sin estereotipos y de signos filosóficos.  Jamás la realidad se igualara cono la ficción, pero gracias a directores como Dumont, es posible ver y sentir lo que significa la realidad y que consumimos diaria y tranquilamente como la guerra. ‘Flandes’ es una mirada subjetiva de la vida en el campo, del amor, el sexo, las relaciones interpersonales y su eterno aislamiento. Un repaso sincero y brutal de las miserias del ser humano. Ganadora del Gran Premio del Jurado en el Festival de Cannes. Una obra maestra absoluta, brutal y necesaria

Print Friendly
bannerdestacadosrevista

Tus comentarios nos ayudan a mejorar

Condiciones:
* Esta es la opinión de los internautas, no de La Revista de Canarias.
* No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
* Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
* Se amable. No hagas spam.

Publica tus pensamientos