La artista Emili Bermúdez expone en la sala Los Lavaderos “Vegetación cívica”


Hasta el 30 de Marzo de 2013.

En la sala de arte Los Lavaderos. Santa Cruz de Tenerife.

La artista Emili Bermúdez expone en la sala Los Lavaderos “Vegetación cívica”.

Sus fotografías pretenden adentrarnos en un mundo onírico.

Una de las fotografías que componen la muestra

“Vegetación cívica” es el título de la exposición de fotografías de la artista Emili Bermúdez, que se inaugura a las 20.30 horas de mañana en la sala de arte Los Lavaderos. La muestra, que forma parte de la programación del Organismo Autónomo de Cultura (OAC) del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, que preside la tercera teniente de alcalde Clara Segura, la integran 28 fotos en color y texturizadas, de medio y gran formato.

Las imágenes nos muestran vegetación, principalmente árboles, situada en primer plano, delante de edificios emblemáticos de Canarias y de otras partes del mundo. Entre otros lugares se reconocen el edificio Tenerife Espacio de las Artes (TEA), el edificio de Hacienda en Santa Cruz, la antigua sede de Telefónica de Madrid, la basílica de San Pedro en Roma, la catedral de San Juan Bautista en Norwich (Reino Unido), etcétera. Las fotografías han sido realizadas durante los últimos 14 meses.

Emili Bermúdez descubre un nuevo medio para desarrollar la creatividad de manera autodidacta, experimentando con las luces y las sombras, el color y sus tonalidades, jugando con los momentos captados por las lentes hasta obtener como resultado imágenes intimistas y sencillas.

En palabras de la artista “son imágenes en prosa que, al entrar en contacto con la retina, producen algún tipo de sensación capaz de ser expresadas en palabras”. Opina que en su trabajo no importa tanto el paisaje como la luz, la textura, el sonido que produce al atravesarnos, porque “las superficies son tomadas en asalto y la mirada acaba perdiéndose en frágil equilibrio. Así después, desde la oscuridad, con nitidez, percibimos las visiones”.

Sus fotografías pretenden adentrarnos en un mundo onírico. Impactar en el espectador convirtiéndolo en voyeur del claroscuro, haciéndole sentir que las sombras, sin tocar, pueden acariciarnos mejor que nadie.

La imagen captada es trabajada superponiéndole texturas que dan diferentes tonalidades, destacan, borran, añaden, iluminan, desfiguran y desenfocan hasta que transforman la realidad, convirtiéndola en pequeñas historias que nos hablan de mundos imaginarios. La muestra permanecerá abierta hasta el 30 de marzo.

Print Friendly
bannerdestacadosrevista

Tus comentarios nos ayudan a mejorar

Condiciones:
* Esta es la opinión de los internautas, no de La Revista de Canarias.
* No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
* Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
* Se amable. No hagas spam.

Publica tus pensamientos