La bailarina Teresa Lorenzo y el músico Samuel Aguilar protagonistas de una nueva sesión de MBIDOM


14 de Junio de 2012.

En la sala de arte Cabrera Pinto de La Laguna.

La bailarina Teresa Lorenzo y el músico Samuel Aguilar protagonistas de una nueva sesión de MBIDOM.

Una exposición y varias colaboraciones artísticas conforman este proyecto multidisciplinar y participativo, comisariado por Néstor Torrens.

La sala de arte Cabrera Pinto de La Laguna, espacio dependiente del área de Cultura del Gobierno, se reinventa a través del proyecto del artista Néstor Torrens, MBIDOM, hasta el próximo 8 de julio. Siguiendo la estela del exitoso festival Keroxen, Torrens nos propone adentrarnos en un lugar transformado “para vivir experiencias artísticas comunes”.

Este viernes (15) la bailarina Teresa Lorenzo y el músico Samuel García, volverán a unir su gran talento, para ofrecer una nueva acción artística, a partir de las 20.00horas. La magia del cuerpo en movimiento de Teresa Lorenzo hace de su físico una prolongación en el espacio, con la música de Samuel Aguilar, compositor que reafirma su trayectoria como habitual en proyectos de danza contemporánea, ámbito en el que ha trabajado intensamente estos últimos años.

Teresa Lorenzo

El programa se completa con la presencia de Kabuku Sessions, un trío formado en Tenerife en el que participan el guitarrista David Paredes y el saxofonista Ricardo Marichal acompañados por un improvisador nato en cuanto a la expresión corporal, la danza y la voz, como es el cubano Guillermo Horta.

MBIDOM ha transformado las dos salas del Instituto Cabrera Pinto en dos grandes contenedores llenos, a su vez, de pequeños recipientes. Uno de los espacios tiene un uso ‘social’, recubierto con cuatro mil bidones de plástico reciclado, dedicado a la interacción y la fusión de todas las disciplinas artísticas. “Un lugar de encuentro y de participación”, apunta Néstor Torrens.

En la otra sala de este inmueble singular, inmerso en el casco histórico de La Laguna, declarado Bien de Interés Cultural, el artista habilita un espacio más íntimo, un lugar de acercamiento personal, luminoso, que invita al recogimiento dentro de este conjunto monumental con la intención de propiciar una experiencia individual, en contraposición a la otra instalación.

Para Néstor Torrens, MBIDOM es un espacio reinventado. Señala que, “no es un producto cultural para consumir pasivamente sentado en una butaca o paseando por una sala de museo .Es un lugar de fusión de distintas disciplinas artísticas, una oferta creativa, un dispositivo, una maquinaria desde donde se trata de estimular las interacciones humanas y artísticas. Un lugar transformado, una audiencia trastocada, una utilidad espacial reinventada”.

Esta experiencia artística, al igual que Keroxen, se nutre del talento de artistas de varias disciplinas, así como de la participación cómplice de la sociedad civil. Por ello vuelve a contar con la colaboración en este proyecto de todo el equipo creativo de Keroxen: Simone Marín, Pura Marquez, Pancho Abdel y Gustavo Gaba, además de Maxi Rosellón, Enrique Beteta, Chuky Rodríguez y la empresa Fontasol.

En definitiva, MBIDOM es una propuesta potente y diversa, que combina diferentes disciplinas con un gran trabajo de creación, puesta en común y espíritu de colaboración de sus protagonistas.

Print Friendly
bannerdestacadosrevista

Tus comentarios nos ayudan a mejorar

Condiciones:
* Esta es la opinión de los internautas, no de La Revista de Canarias.
* No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
* Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
* Se amable. No hagas spam.

Publica tus pensamientos