La Biblioteca Municipal de Santa Cruz de Tenerife celebra su 125 aniversario


3 de Abril de 2013.

La Biblioteca Municipal celebra mañana su 125 aniversario.

La responsable del área municipal de Cultura recibirá a más de 100 niños y niñas de 3 años que cantarán el tradicional “cumpleaños feliz”.

Con motivo de conmemorarse mañana martes el 125 aniversario de la inauguración de la Biblioteca Municipal, el Organismo Autónomo de Cultura (OAC) del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha programado una serie de actividades que se centran en la población infantil. Para celebrar este cumpleaños el OAC, que preside la tercera teniente de alcalde Clara Segura, ha invitado a 125 niños y niñas de 3 años de edad.

Los escolares, que serán recibidos por la edil a partir de las 10.30 horas, pertenecen a los centros “Gusyluz” y al infantil de Añaza. Durante la mañana los niños y niñas disfrutarán de una visita guiada a la Biblioteca y todos juntos participarán en una tradicional fiesta de cumpleaños, con globos y una sesión de cuentacuentos. También cantarán el tradicional “cumpleaños feliz” delante de una tarta confeccionada con cartón y goma espuma. Al profesorado asistente se le hará entrega de material bibliográfico con destino a las bibliotecas de sus centros escolares. El espectáculo del que podrán disfrutar lleva por título “Pelirrojo y Colorina: concierto y cuentos”, con música y títeres, a cargo de Marianexy Yanes, del “Teatro del Eclipse”.

La Biblioteca Municipal de Santa Cruz de Tenerife celebra su 125 aniversario

La Biblioteca Municipal de Santa Cruz de Tenerife celebra su 125 aniversario

125 años

La Biblioteca Municipal de Santa Cruz de Tenerife posee los más valiosos fondos históricos canarios hemerográficos y bibliográficos de todo el archipiélago. Se constituyó en 1888 y se inauguró el 2 de abril del mismo año con un fondo aproximado de 7.000 volúmenes procedentes de la Sociedad Económica y de la biblioteca privada de Francisco María de León Morales, que fue el primer bibliotecario municipal.

Además de las aportaciones iniciales citadas anteriormente, la Biblioteca se fue enriqueciendo con otras procedentes de instituciones como el Gabinete Instructivo y la Academia de Dibujo, o de particulares como Ireneo González, Patricio Estévanez y Erasmo de Armas. Hasta 1950 no contó con una política de compras debidamente planificada. Otras donaciones posteriores que hay que destacar son el fondo documental de la Casa Fuerte de Adeje; la biblioteca particular de Pedro García Cabrera, donada por su viuda en 1990; la de José Arozena Paredes, adquirida por el Ayuntamiento en 1991; la de Francisco Aguilar y Paz, donada por su familia en 1998 tras su fallecimiento; el fondo Luis Hernández Conejero, el donado por la familia De la Torre Martín y el de Alfonso Borges González.

Inicialmente la Biblioteca se instaló en los locales del antiguo convento de San Francisco, de donde fue desalojada por derribo en 1927 y pasó provisionalmente a unos locales del Colegio de Abogados (fachada hacia Plaza de San Francisco).

En 1932 se trasladó a un nuevo emplazamiento en la calle José Murphy, siendo alcalde de la ciudad Santiago García Sanabria. La sede se situaba en un edificio de estilo clasicista construido especialmente por el arquitecto municipal Laredo para alojar la Biblioteca y el Museo.

En 1977 comenzó a funcionar la Biblioguagua, que acerca los servicios bibliotecarios a los barrios periféricos y que sigue siendo el único existente en la comunidad autónoma.

En 1988 se inició la informatización del catálogo de la Biblioteca y más adelante, en 1999, se amplió la sede ocupando los edificios de los antiguos juzgados bajo de la denominación de Espacios Culturales – Biblioteca y Museo Municipal.

En 1995 se fundó la Biblioteca “Federico García Lorca” en el barrio de Ofra y en 2002 la Biblioteca” José Saramago” en Añaza, constituyéndose así el sistema municipal de bibliotecas. La hasta entonces Biblioteca Municipal, como cabecera de esta red, pasa a llamarse Biblioteca Municipal Central. También en 2001 se puso en marcha el servicio entonces denominado “multimedia”, con ordenadores para el uso público y préstamo de documentos en soporte CD/DVD.

En 2008 la Biblioteca Municipal Central se traslada a la sede de TEA (Tenerife Espacio de las Artes) y un año después se integra en la Red de Bibliotecas Canarias “BICA”. Estos dos hechos marcan el inicio de una nueva etapa para el sistema de bibliotecas municipales.

En la actualidad los fondos de la red bibliotecaria municipal se cifran aproximadamente en 200.000 volúmenes, entre los que se incluyen ediciones nacionales y extranjeras, desde el siglo XVI, y sobre todo de los siglos XVIII y XIX. La colección canaria, constituida por obras de autor o temática locales, alcanza unas 10.000 unidades bibliográficas entre libros y folletos. Las publicaciones periódicas comprenden 2.379 títulos, 738 de ellos canarios, algunos de notable antigüedad, como el “Semanario Misceláneo Enciclopédico”, primer periódico impreso en Canarias en 1785. La biblioteca posee también 750 manuscritos y un fondo documental de notable interés para la historia de Canarias.

Print Friendly
bannerdestacadosrevista

Tus comentarios nos ayudan a mejorar

Condiciones:
* Esta es la opinión de los internautas, no de La Revista de Canarias.
* No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
* Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
* Se amable. No hagas spam.

Publica tus pensamientos