La compañía Colectivo 96º presenta en Tenerife “Fingir”, una ironía sobre la propia acción de representar


26 de Octubre de 2012.

A las 21:00 horas en el Teatro Leal. La Laguna.

La compañía Colectivo 96º presenta en Tenerife “Fingir”, una ironía sobre la propia acción de representar.

Premio Feria de Huesca al espectáculo más innovador 2011.

Hasta hace 20 años, los besos de amor, es decir, los besos en la boca, en un escenario de teatro siempre se Fingían. Tres eran las principales estratagemas para disimular el fingimiento de un beso: A/ El galán se inclina sobre la dama, tuerce ligeramente la cabeza de modo que oculta el beso al “respetable” y entonces besa a la actriz en la barbilla o en el labio superior. B/ El galán, lleno de frenesí, acaricia a la dama con sus dos manos, puestas ambas sobre sus mejillas. En el momento del ósculo, el galán desliza su dedo pulgar sobre la boca de la dama y así, se da un beso en el dedo gordo. C/El galán inclina la cabeza y sujeta con sus manos la cabeza de la dama y besa a ésta entre el pómulo y la boca, espacio que no se aprecia ya que la mano del gala impide la visibilidad.

Lidia González Aoilo Autora, directora y coprotagonista de ‘Fingir’

Todo acto escénico es en sí mismo una representación de la realidad, nosotros queremos llevarlo un poco más allá creando unas reglas de juego donde absolutamente todo lo que ocurre en escena son representaciones de la propia obra que el espectador está viendo.

La mentira, la ficción, la realidad, la verdad… son algunos de los conceptos que más preocupan a la nueva escena teatral, ya que en la escena actual se trabaja muy a menudo en una línea autobiográfica y se rompe con la idea de personajes y trama y se intenta hacer un trabajo más directo donde el actor no representa sino presenta, donde el espacio dramático no existe se hace evidente la sala de teatro, donde el espectador es un actor más porque se le hace presente y cómplice de cuanto ocurre en la escena.

A nosotros nos interesa esa nueva relación que se ha creado con el público donde se intenta que el teatro sea una experiencia más real, algo tan presente e inmediato que nos hace olvidarnos de que se trata igualmente de otra convención e incluso de que el teatro siempre ha sido una mentira. Un lugar privilegiado donde mentir es lo natural.

Print Friendly
bannerdestacadosrevista

Tus comentarios nos ayudan a mejorar

Condiciones:
* Esta es la opinión de los internautas, no de La Revista de Canarias.
* No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
* Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
* Se amable. No hagas spam.

Publica tus pensamientos