La Fundación CajaCanarias inaugura la exposición “Vikingos. Guerreros del Norte, Gigantes del Mar”


  • Del lunes 19 de marzo al 11 de agosto de 2018. Espacio Cultural de Santa Cruz de Tenerife (Plaza del Patriotismo, 1).
  • Entradas  5 €. Disponibles a través de www.cajacanarias.com (Menores de 26, jubilados y desempleados entrada libre)

“Vikingos. Guerreros del Norte, Gigantes del Mar” se compone de más de 600 piezas originales y dos reconstrucciones fidedignas de la época vikinga.

La muestra, realizada en colaboración con el Museo Nacional de Dinamarca y Museums Partner llega a Tenerife dentro de su exitosa itinerancia internacional.

Esta exposición ofrece al público los aspectos más conocidos de los vikingos a partir de la investigación reciente: los barcos y los guerreros; el comercio, en contraste con la guerra; la vida cotidiana (la vivienda, la vestimenta, la artesanía) y el poder (el rey y la realeza); así como el mundo de las creencias y la religión.

La Fundación CajaCanarias ha inaugurado hoy sábado, 17 de marzo, la exposición titulada “Vikingos. Guerreros del Norte, Gigantes del Mar”, una muestra realizada en colaboración con el Museo Nacional de Dinamarca y Museums Partner que podrá visitarse, en el Espacio Cultural CajaCanarias de Santa Cruz de Tenerife, hasta el próximo 11 de agosto. Con este nuevo montaje expositivo, la Fundación CajaCanarias sigue apostando por la difusión de la cultura, de una cultura que no conoció fronteras, como fue el caso de la vikinga y que permite reflexionar sobre la condición humana y sobre un pasado que, en muchos aspectos, también entronca con el nuestro.

El horario de visitas a “Vikingos. Guerreros del Norte, Gigantes del Mar” se establece de lunes a viernes (10:00-13:30 horas y 17:30-20:00), así como los sábados (10:00-13:30). Domingos y festivos, la muestra permanecerá cerrada. Las entradas, a un precio general de 5 euros, se encuentran a la venta a través de www.cajacanarias.com, mientras que personas menores de 26 años, mayores de 65, en situación de desempleo, con discapacidad según normativa de aplicación y familias numerosas disfrutarán de entrada de carácter gratuito.

170318_cajacanarias_expo_vikingos_03

“Vikingos. Guerreros del Norte, Gigantes del Mar” ofrece al público los aspectos más conocidos de los vikingos a partir de la investigación reciente: los barcos y los guerreros; el comercio, en contraste con la guerra; la vida cotidiana (la vivienda, la vestimenta, la artesanía) y el poder (el rey y la realeza), especialmente en el ámbito danés; así como el mundo de las creencias y la religión. La muestra está compuesta por más de 600 piezas originales de la época vikinga, así como dos reconstrucciones fidedignas. Asimismo, durante su estancia en el Espacio Cultural CajaCanarias de Santa Cruz de Tenerife se verá complementada por diversas actividades relacionadas con la cultura vikinga, a modo de conferencias, ciclos cinematográficos y otras iniciativas destinadas al público infantil y juvenil.

El Espacio Cultural CajaCanarias de Santa Cruz de Tenerife acogió la mañana del lunes 19 de marzo el acto de inauguración de la muestra, con la presencia de la subdirectora del Museo Nacional de Dinamarca, Camilla Mordhorst; la directora de exposiciones de Museums Partner, Petra Rotthoff; el conservador del Museo Nacional de Dinamarca, Peter Pentz; y el presidente de la Fundación CajaCanarias, Alberto Delgado, que en su intervención destacó que “Tras el éxito que ha supuesto la exposición “Egipto. En busca de la eternidad, recientemente clausurada y que fue visitada por más de 25.000 personas, con esta muestra abordamos el proyecto expositivo más ambicioso de este año”. Asimismo, Alberto Delgado quiso resaltar “el fascinante viaje en el tiempo que supone adentrarse en el montaje realizado en nuestro Espacio Cultural de Santa Cruz de Tenerife, pudiendo contemplar en la isla una exposición que llega dentro de una exitosa itinerancia internacional que, tras su estancia aquí, visitará diferentes enclaves en los continentes americano y asiático

Vikingos. Guerreros del Norte, Gigantes del Mar

Los vikingos, los pueblos nórdicos originarios de Escandinavia, fueron los grandes conocedores del mar durante la Edad Media. Con sus embarcaciones veleras, de casco corto y amplio, propiciaron la rápida expansión de su cultura, englobada por los pueblos noruegos, daneses, suecos e islandeses que, especialmente entre finales del siglo VIII y hasta principios del siglo XI, recorrieron no solamente los mares del norte sino también toda Europa, alcanzando Oriente hasta el actual Irak y llegando por Occidente a las costas del sur de la Península Ibérica.

La idealización romántica del siglo XIX y, posteriormente, el uso de la raza nórdica con fines políticos durante la Segunda Guerra Mundial, contribuyeron a desarrollar una imagen idealizada de los vikingos, que fueron vistos como altos, rubios y de ojos azules, ataviados con cascos con cuernos. También fueron estigmatizados como los responsables de innumerables saqueos por media Europa, desde la óptica del mártir cristiano asesinado por los salvajes paganos.

La investigación histórica y arqueológica se ha encargado de matizar esta información, acercando a los vikingos a una imagen más acorde a su realidad histórica, precisamente la que puede conocerse en el Espacio Cultural CajaCanarias de Santa Cruz de Tenerife, a través del recorrido de la muestra.

Piezas destacadas

Timón lateral de Herving Flak

Gracias a sus impresionantes barcos, los vikingos llegaron a navegar por todo el mundo conocido, desde las costas de Norteamérica al oeste hasta el Mar Negro al este y de Groenlandia al norte hasta España, al sur.

La excelente construcción de sus barcos se basaba en siglos de experiencia. Una de las características más importantes de las naves vikingas era el timón lateral, situado a estribor, o sea, al costado derecho del navío. La palabra “estribor” proviene precisamente del vocablo “steer”porque las naves vikingas lo llevaban a la derecha.

El timón de Herving Flak mide 230 cm de largo y está muy bien conservado. Está elaborado a partir de una única pieza de roble maciza. A una altura aproximada de sus dos tercios presenta un agujero a través del cual quedaba sujeto al costado del barco. Se trata de un timón lateral asimétrico que presenta en la punta de la pala un pequeño talón. Su forma asimétrica tenía por objeto compensar su posición a estribor y conferirle un mayor efecto direccional.

Este timón data de la época vikinga tardía y debió pertenecer a un navío de gran tamaño. En el siglo XII se introdujo en Europa un nuevo sistema de gobernalle –el timón de popa– pero el timón lateral continuó usándose hasta principios del siglo XIV.

Figura animal de adorno para una veleta

Este caballito iba probablemente acoplado a una elaborada veleta ornamental. Es de cobre dorado y mide 9,7 cm. Se han descubierto también veletas intactas, como la famosa pieza de Söderala, en Suecia. En un bastón de madera con barcos tallados descubierto en Bergen (Noruega) aparecen representadas veletas. Las veletas se montaban en la punta del mástil o en la proa.

Espada tipo Ulfberht

Esta espada Ulfberht es un ejemplar excepcional. Su nombre deriva de la inscripción en la parte de la hoja próxima a la empuñadura. El acero que se empleaba para hacer este tipo de espada contenía muy pocas impurezas y con él se obtenían excelentes hojas.

Se han encontrado varias espadas con la inscripción “Ulfberht” provenientes de Renania, donde se elaboraban entre principios del siglo IX y el XI. Este ejemplar es una de ellas, importada probablemente a Escandinavia a través del imperio franco-carolingio. Se han encontrado ejemplares de imitación de calidad muy inferior con la inscripción mal escrita.

Fragmento de casco de Tjele

Los cascos con cuernos constituyen un símbolo de la época vikinga en el imaginario popular, a pesar de que jamás se ha encontrado ningún casco vikingo que los lleve. En realidad, la idea de los cascos con cuernos surgió a partir de las representaciones de mediados del siglo XIX de una de las óperas de Wagner.

Hasta hoy sólo se ha hallado un único casco vikingo intacto. Está datado en el siglo VIII y fue encontrado en Gjermundbu (Noruega). Consta de una especie de gafas protectoras del rostro, con perforaciones en su lateral derecho que tal vez sirvieran para fijar la cota de malla que protegía el cuello.

Salvo este de Gjermundbu, no han aparecido cascos ni fragmentos de ellos en los depósitos de ofrendas de armas o entre los ajuares funerarios de los enterramientos. La confección de un casco era una labor difícil y costosa, y puede que los cascos fuesen un privilegio reservado a los vikingos más ricos. El propósito de este pequeño fragmento de hierro en forma de T, a guisa de gafas, decorado con restos de una aleación de cobre, sería probablemente el de proteger los ojos. Formaba parte de un escondrijo de herramientas y chatarra y quizás sea del mismo tipo que el de Gjermundbu, en Noruega.

Piedra de Jelling (Réplica)

En la gran piedra de Jelling, erigida en el año 965 por Hararld “Bluetooth” –“Diente azul”–, hijo del rey Gorm y de la reina Thyre, se detallan los logros de Harald como unificador de Dinamarca y promotor de la cristianización de Dinamarca. La piedra tiene tres caras. Una está grabada con runas; otra con una fiera mitológica; y la tercera con la representación de un Cristo crucificado.

La decoración de la piedra corresponde al estilo Mammen y por su aspecto acusa influencias de Europa occidental. A diferencia de las piedras tradicionales nórdicas, de duro granito con profundos surcos, el labrado de ésta es en relieve. También la propia inscripción responde a una tradición de Europa occidental, ya que en vez del tradicional texto vertical, presenta la inscripción en sentido horizontal, siguiendo el estilo de la escritura en latín a imitación de un documento redactado en pergamino.

La gran piedra de Jelling, a menudo calificada de “certificado de nacimiento de Dinamarca” fue erigida para proclamar el bautismo del rey y, con ello, el establecimiento del cristianismo como religión oficial de Dinamarca. El Cristo representado en ella no aparece como la figura doliente que sería habitual siglos después. Este Cristo está representado un monarca victorioso. La piedra está enclavada en un emplazamiento aproximado al que ocupaba el original, en medio de los dos túmulos funerarios de Jelling.

El martillo de Thor de Vålse

Colgante de plata en forma de martillo de Thor que formaba parte de un tesoro hallado en Vålse, en Dinamarca. El mundo de los dioses nórdicos es reflejo de la sociedad humana. Odín, rey de los dioses, era el protector de los príncipes y guerreros aristocráticos. En cambio, el fornido Thor, retador de gigantes, era la deidad más popular entre los campesinos vikingos. Thor protegía las energías del cosmos frente a las fuerzas del caos. Se le asociaba con la lluvia y el trueno y, en consecuencia, con la fertilidad, el crecimiento y la vida. Thor aparece mencionado en numerosas inscripciones mágicas y amuletos. Su símbolo, el martillo Mjölner, se portaba como colgante para auspiciar protección.

Valkiria de Hårby

La figura representa a una guerrera armada. Según la mitología vikinga, las valkirias elegían a los mejores guerreros. Se encargaban por otra parte de conducir a los caídos en la batalla al Walhalla, la gran residencia de Odín en Asgard, el reino de los dioses.

Datada aproximadamente entre 800 y 900, esta pieza es una representación singular por la tridimensionalidad de la figura, que permite apreciar claramente detalles de la vestimenta y del pelo. Está hecha de plata dorada con nielado y presenta un orificio en su extremo inferior, tal vez para sujetarla con un alfiler o similar.

Crucifijo de Åby (Réplica)

Se trata del crucifijo más antiguo de Dinamarca y proviene de la iglesia de Åby, próxima a Aarhus. Data de entre los años 1050 y 1100 y está confeccionado con una lámina de cobre dorado sobre una base de madera. El crucifijo ilustra la alianza entre el poder real y el eclesiástico por medio de una estilizada figura de Cristo cual monarca triunfante, de ojos abiertos, atuendo real y una corona almenada. Solo en Escandinavia se representó a Jesús según este modelo de rey en la cruz. La figura iba montada sobre una cruz de madera que no se conserva. En 1870 se incorporó al Museo Nacional de Dinamarca.

Yugo de Søllested

Yugo de madera con engaste ornamental de bronce. El yugo se montaba sobre el lomo de los caballos de tiro. Éste apareció, junto a otro similar, en una cámara funeraria con un rico y nutrido ajuar hallada en Søllested, Dinamarca.

Hoy no es posible reconstruir la tumba, pero probablemente el difunto reposaba en el interior de la cámara funeraria en un ataúd, acompañado de un ajuar compuesto por un servicio de mesa, una copa de madera, una cuchara de cuerno, un peine, un cirio y varios accesorios para carruaje.

Los dos arneses eran de madera dorada con engastes de una aleación de cobre, y debieron tener un aspecto soberbio. Sus adornos son de estilo Jelling y datan de la primera mitad del siglo X. Son de los mejores ejemplos que se han hallado de metalistería ornamental de época vikinga. Las dos pequeñas figuras del engaste superior representan al dios Odín y a la diosa Frigg. Estas pertenencias son prueba de la relevancia social del difunto y de su familia y denotan quizás una heredad de cargos religiosos.

Print Friendly
bannerdestacadosrevista

Tus comentarios nos ayudan a mejorar

Condiciones:
* Esta es la opinión de los internautas, no de La Revista de Canarias.
* No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
* Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
* Se amable. No hagas spam.

Publica tus pensamientos