La Orquesta Philharmonia y Esa-Pekka Salonen rinden tributo a Beethoven y Bartok en sus dos conciertos del 28º FMC


Los días 14 y 15 de Enero de 2012.

En el Auditorio de Tenerife “Adán Martín”. Santa Cruz de Tenerife.

La Orquesta Philharmonia y Esa-Pekka Salonen rinden tributo a Beethoven y Bartok en sus dos conciertos del 28º FMC.

La formación está considerada una de las grandes orquestas del mundo y pionera musical en el Reino Unido.

El Festival de Música de Canarias recibe a la segunda gran formación sinfónica de su 28º edición: la Orquesta Philharmonia, bajo la batuta del finlandés Esa-Pekka Salonen. Ofrecerá dos programas con obras de Ludwig Van Beethoven (1770- 1827) y Bela Bartok (1881- 1945), los días 14 y 15, en el Auditorio de Tenerife ‘Adán Martín’. La Sinfonía Nº5 de Beethoven y el Concierto para Orquesta de Bartok integran la primera entrega de la Philharmonia, mientras que la Obertura Leonora nº2 y la Sinfonía Nº7 del compositor alemán se unen a la suite El Mandarín Maravilloso, del maestro húngaro, en la segunda propuesta de la orquesta británica.

La Orquesta Philharmonia es una de las grandes formaciones sinfónicas del mundo, considerada la gran pionera musical del Reino Unido. Con un extraordinario legado discográfico, la Philharmonia es líder en su campo por la calidad de sus interpretaciones y por el enfoque innovador de su relación con el público, las residencias, la educación musical y el empleo de nuevas tecnologías para alcanzar una audiencia global. Por su colaboración con los más prestigiosos artistas del mundo, en particular su director titular y consejero artístico, Esa-Pekka Salonen, la Orquesta Philharmonia está en el centro de la vida musical británica.

Esa-Pekka Salonen (Helskinki, 1958) debutó en 1979 con la Orquesta Sinfónica de la Radio Finlandesa. Ha sido director titular de la Orquesta Sinfónica de la Radio Sueca, director del Festival de Helsinki y director musical de la Filarmónica de Los Angeles, siendo nombrado Director Laureado de la Orquesta en 2009. Desde 2008, Salonen es director titular y Consejero Artístico de la Philharmonia, lo que consolida una relación que empezó hace más de 25 años, cuando el maestro debutó el Londres en 1983. En la última temporada ha realizado también conciertos con las Filarmónicas de Viena y de Los Angeles, la Orquesta de Paris, la Staatskapelle de Dresden, la Sinfónica NDR, la Orquesta Sinfónica de la Radio Sueca, la Filarmónica de Radio France y la Filarmónica de Nueva York. Salonen es renombrado por sus interpretaciones de música contemporanea y ha estrenado incontables nuevas obras.

Programa I
El primer programa de la Philharmonia en Canarias el 12 de enero en Gran Canaria y el 14 en Tenerife- comenzará con los compases de La Quinta de Beethoven, una de las más famosas melodías de la Historia de la Música. Fue la primera de una nueva estirpe de sinfonías del compositor alemán, “la cual al expresar en términos musicales la filosofía humanista, se convirtió casi en norma durante el siglo XIX”, explica Sebastián León en el programa de mano de este concierto. Compuesta en plena efervescencia creativa, esta obra maestra está marcada por el tema inicial, “probablemente uno de los momentos más contundentes que la música nos ha ofrecido”, sin olvidar la triunfante afirmación con que se cierra la obra.

Esta primera entrega se completa con el Concierto para orquesta de Bartok. Una obra de encargo que supuso un estímulo en un momento difícil de su vida, con una delicada salud. Compuesto en 1943 y estrenado al año siguiente, el propio Bartok explicaba en el programa de mano de entonces: “El ánimo general de la obra representa, aparte del segundo movimiento juguetón, una transición gradual de la severidad del primer movimiento y la lúgubre canción fúnebre del tercero hasta la afirmación de la vida del último movimiento”. Sebastián León destaca, en el programa de este Festival de Música de Canarias, la “orquestación esplendorosa, algo pesada en los metales, los temas son recios llenos de reminiscencias folclóricas e incluso con alguna concesión a la música negra. Ni es la más sutil ni la más novedosa de sus obras, pero trasmite fuerza, vitalidad y ganas de vivir”.

Programa II
El segundo programa de la Philharmonia en esta 28º edición del Festival los días 13 y 15 en Gran Canaria y Tenerife, respectivamente- vuelve a rendir tributo a Beethoven y Bartok. En esta ocasión, del compositor alemán interpretarán la Obertura Leonora II, extraída de la primera versión escenificada de su única ópera, Fidelio, de 1805. Guillermo García Alcalde remite a los comentarios de Schumann sobre esta obra, “demoníaca” y mucho más atrevida que la famosa III obertura, y añade que “presenta de manera tumultuosa y en apasionado desorden un resumen de todo el material temático de la obra, con ambición expresiva que habría de quedar atenuada en el perfecto rigor de su sucesora”. Sobre la reivindicación de la segunda Leonora como pieza idónea entre las cuatro oberturas, “es discutible, si bien no admite duda la autoridad de quienes luchan por una mayor presencia en el repertorio habitual”, concluye García Alcalde en el programa de mano.

El concierto continuará con la suite El mandarín maravilloso de Bartok, con la que se cierra su trilogía formada por la ópera El castillo del duque Barba Azul y el ballet El príncipe de madera. Su escenificación fue casi inviable por la mojigatería de ciertos públicos de entreguerras, pero potenció la fama de su autor en esta versión de suite sinfónica que ahora nos trae la Philharmonia. La obra viene a ser “una áspera tesis sobre la liberación por el deseo y la muerte”, idea muy arraigada en la estética del tiempo y familiarmente afín a la poética expresionista. Y esta suite propone en poco más de media hora una tesis potente del arte orquestal de la primera mitad del siglo XX, y de la capacidad expresionista de las sonoridades reinventadas por Bela Bartók.

La Philarmonia cerrará este segundo concierto volviendo a Beethoven, con la Sinfonía Nº7, otra obra que ha descrito un recorrido triunfal desde su estreno en Viena, en 1812 y durante los siguientes 200 años, lo que hace de La Séptima una de las creaciones capitales no solo de su autor sino del arte de la Música. Destaca García Alcalde “el compromiso entre el clasicismo superviviente y el elemento revolucionario del romanticismo” que sitúan a Beethoven en uno de los cambios más fecundos de la historia musical”. Poco dado a las autovaloraciones, el compositor fue consciente del alcance de esta obra, que menciona en dos ocasiones como “una de las más importantes” de su producción.

Print Friendly
bannerdestacadosrevista

Tus comentarios nos ayudan a mejorar

Condiciones:
* Esta es la opinión de los internautas, no de La Revista de Canarias.
* No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
* Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
* Se amable. No hagas spam.

Publica tus pensamientos