El Centro de Arte La Regenta acoge la exposición ‘Variaciones de escala’, obra de cuatro artistas chilenos


  • Del 26 de noviembre de 2015 al 9 de enero de 2016.
  • En el Centro de Arte La Regenta. Las Palmas de Gran Canaria.

El Centro de Arte La Regenta acoge la exposición ‘Variaciones de escala’.

Los artistas chilenos Pablo Núñez, Patricio Vogel, Consuelo Lewin y Carolina Saquel abordan la relación entre la realidad y el punto de vista en La Regenta.

El Centro de Arte La Regenta toma el pulso a la escena actual del arte contemporáneo chileno, a través de la obra de cuatro artistas, que mostrarán entre el 26 de noviembre y el 9 de enero piezas bajo el título Variaciones de escala, con el comisariado de Lucía Cintas. La exposición que tiene como hilo conductor la idea de abordar la relación entre la realidad y el punto de vista está patrocinada por el Fondo de Cultura del Gobierno de Chile.

Los artistas que protagonizan esta aproximación a la escena chilena son Pablo Núñez, Patricio Vogel, Consuelo Lewin y Carolina Saquel, que realizan un ejercicio de cuestionamiento y de posibilidades cuyos antecedentes se podrían remontar a la ya tradicional dualidad objetividad-subjetividad.

La exposición propone el cuestionamiento del concepto de escala como aquello que determina o acomoda las variaciones en la organización del sujeto en la historia. Esta es una premisa que coincide en la investigación de los cuatro artistas chilenos que configuran la exposición, cuyas obras son recreadas a partir de elaboraciones, apropiaciones o ficciones en relación al concepto que da título a la exposición.

A partir de una reflexión en torno a la memoria y su relación dual con lo marginal u olvidado se instaura el discurso de Patricio Vogel. La obra de arte en tanto archivo es una condición que ha sido interés de la investigación teórica y artística actual. La obra “Olvido Perfecto” de Patricio Vogel, va en relación a esta preocupación en cuanto al archivo y la obra de arte, material histórico marginado que el artista busca transformar en un hecho físico y espacial. Vogel trabaja en base a la recuperación, clasificación y reconstrucción bajo parámetros artísticos de libros encontrados en estado de desecho. Sin embargo, el artista no trabaja en función de la recuperación de la historia oficial contenida en el archivo, sino en la acumulación de historia del objeto en sí, en tanto objeto social. En una búsqueda de exaltación de lo doméstico sobre lo oficial se permite reconstruir o ficcionar los antecedentes del objeto.

La dualidad doméstico-social como un síntoma del individuo es cuestionada en “Traspaso de Suelo”, obra del artista Pablo Núñez. A partir de un ejercicio de escala pone en crisis las categorías de lo privado y de lo público. Mediante una representación gráfica de mobiliarios de su pertenencia, el artista da cuenta de la relación entre las transformaciones sociales y la vida doméstica, aludiendo a acontecimientos autobiográficos y al fenómeno socio-urbano de la gentrificación. Además propone un gesto dónde debe transportar las obras (lienzos) como equipaje personal hacia el destino donde será exhibida la muestra, sugiriendo la domesticación de una situación profesional, que a la vez expone su vida privada.

Enfocada en la observación de parámetros legitimadores de la cultura occidental, se presenta la obra “Mímesis posible” de la artista Consuelo Lewin. A partir de una labor de clasificación y reconstrucción la artista trabaja en base a la identificación de cada uno de los colores que compone una mancha de pintura previamente obtenida. En la tradición de la historia del arte, la mancha ha sido objeto de análisis en tanto su relación con la obra y su connotación artística. Sin embargo la artista propone el estudio de la anatomía de la mancha, siendo ésta considerada un ente autónomo, donde las partes son determinadas por su conformación cromática. La artistas subvierte los criterios bajos los cuales se ha construido la observación de una realidad objetiva, creando nuevas posibilidades a partir de nuevos enfoques de observación y análisis del objeto.

Carolina Saquel sigue una línea de investigación que se interesa en la imagen y sus posibilidades a partir del cambio de punto de vista de la cámara, aprovechándola como recurso tecnológico que propicia la imagen en sí. A partir de un cambio de escala entre el sujeto y el paisaje, la obra “Nivelar la Distancia” propone la emergencia de la ficción en el registro fotográfico recreando así nuevas posibilidades en la representación de la realidad. Saquel toma como estrategia el cambio de perspectiva visual respecto el paisaje al fotografiar con la cámara en picado, sobrevolando el objeto fotografiado. Las tomas en picado fundan así un nuevo escenario condicionado por la minimización y distanciamiento del paisaje respecto al sujeto, así como la abstracción de sus formas. Bajo esta lógica, la cámara se convierte en protagonista y referente discursivo en la construcción de un relato desde las artes visuales.

Este proyecto expositivo está comisariado por Lucía Cintas Coca y financiado por FONDART (Fondo de Cultura del Gobierno de Chile, de apoyo a las artes visuales, fotografía, nuevos medios, teatro, danza, circo, artesanía, diseño y arquitectura).

Más detalles en www.laregenta.org.

bannerdestacadosrevista

Tus comentarios nos ayudan a mejorar

Condiciones:
* Esta es la opinión de los internautas, no de La Revista de Canarias.
* No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
* Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
* Se amable. No hagas spam.

Publica tus pensamientos