Llega la novela número 100 del tinerfeño Alberto Vázquez-Figueroa: Año de fuegos


La corrupción y la destrucción medioambiental son los ejes de la historia.

Con más de 30 millones de libros vendidos, Alberto Vázquez-Figueroa es el autor contemporáneo español más leído del mundo.

Editorial Kolima tiene el placer de anunciar la próxima publicación de la nueva novela de Alberto Vázquez-Figueroa, que es la número 100 de su prolífica producción. Año de fuegos nos traslada a una isla centroamericana, en la que diferentes fuerzas pugnan por el poder. De un lado, el Gobierno, que es un nido de corrupción; del otro, la guerrilla rebelde y, en medio, las organizaciones humanitarias y la Iglesia.

Las grandes compañías tecnológicas ubicadas en los países más poderosos se aprovechan de la situación de la zona para llevar allí en grandes barcos los desechos de sus empresas: ordenadores, teléfonos, tabletas, etc., que contaminan el suelo y el agua de las zonas más pobres de la isla. Allí los niños mueren de cáncer por la pasividad corrupta de Gobierno y Ejército. Surge entonces la figura de la chilena Violeta Ojeda, una dermatóloga que trabaja ayudando a los más desfavorecidos y observa de primera mano las consecuencias de esta ambición y afán de poder.

Año de fuegos contiene una devastadora denuncia de muchos de los más terribles acontecimientos que están teniendo lugar en la actualidad: la deforestación del Amazonas, la contaminación provocada por la basura tecnológica o la corrupción que hace que los países más poderosos se aprovechen de los más pobres. De la mano de su protagonista, una mujer extraordinaria para la que el fin puede justificar los medios, Alberto Vázquez-Figueroa narra una historia en la que escudriña el alma humana y analiza qué mueve a las personas a comportarse de la manera más noble o más ruin.

En esta novela centenaria, Alberto Vázquez-Figueroa vuelve a la narración de temas de la más candente actualidad tras su viaje en el tiempo con Los bisontes de Altamira (Kolima, 2019), ambientada en la Península Ibérica del Paleolítico.

Año de fuegos contiene los ingredientes de los grandes libros que caracterizan a la obra del tinerfeño: drama, inteligencia, acción, un gran sentido del humor y un gran canto a la esperanza.

Vivimos tiempos tumultuosos. La ambición y el afán de poder llevan al hombre a contaminar ríos, destruir océanos, incendiar selvas e incluso a explotar la miseria de sus congéneres en un escenario sin fin a lo largo de todo el planeta que pone de manifiesto cuán estúpidos podemos llegar a ser como especie.

Alberto Vázquez-Figueroa, con la maestría que le caracteriza, describe los ecosistemas naturales, sociales y políticos del mundo contemporáneo y escudriña el alma humana para analizar qué mueve a las personas a comportarse de la forma más ruin o más noble.

Con una devastadora denuncia de los más terribles acontecimientos que están teniendo lugar en nuestra era, el autor nos conduce de la mano de la protagonista de esta obra, una extraordinaria y mordaz heroína-villana para la cual el fin justifica los medios, a través de República Dominicana, el Vaticano, el Amazonas, las costas del Mediterráneo, y otros tantos escenarios testigos de las mayores tragedias de nuestros tiempos.

ALBERTO VAZQUEZ-FIGUEROA  cursó estudios en la Escuela Oficial de Periodismo de Madrid y a partir de 1962 empezó a trabajar como corresponsal de guerra en La Vanguardia y, posteriormente, para Televisión Española. Como corresponsal asistió a acontecimientos clave del momento, así como a las guerras y revoluciones de países como Chad, Congo, Guinea, República Dominicana, Bolivia, Guatemala, etc.

A la par que ejercía su labor periodística no dejó nunca de escribir ficción y su primer éxito le llegó en 1975 con Ébano, tras haber publicado ya numerosas obras. Entre su extensa producción (destacan: Tuareg, Ébano, El perro, la ambiciosa saga de Cienfuegos, Bora Bora, Manaos, Piratas o La sultana roja, muchas de ellas llevadas a la gran pantalla.

Print Friendly
bannerdestacadosrevista

Tus comentarios nos ayudan a mejorar

Condiciones:
* Esta es la opinión de los internautas, no de La Revista de Canarias.
* No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
* Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
* Se amable. No hagas spam.

Publica tus pensamientos