Luis Morera y Germán López presentan su nuevo espectáculo en el Teatro Guimerá


Sábado 14 de junio de 2014.

A las 20:30 horas en el Teatro Guimerá. Santa Cruz de Tenerife.

Luis Morera y Germán López presentan su nuevo espectáculo en el Teatro Guimerá.

Luis Morera es la voz más importante de las últimas décadas en la música de raíz en las islas. Germán López es un virtuoso del timple, el más destacado timplista de la nueva generación.

La música de raíz canaria es como la conocemos, en parte, por la aportación que junto a sus compañeros de Taburiente, ha hecho Luis durante cuarenta años. Y el timple se ha convertido en este tiempo en el sonido característico canario, que además, de la mano de Germán entre otros, ha sabido salir de su entorno para mezclarse y ser reconocido ya en el mundo como uno de esos  instrumentos que dan identidad a un espacio geográfico.

En este nuevo espectáculo se unen dos fuerzas de la música isleña, la voz y el timple. Una, la más fuerte, la más consagrada. La otra, la visión de futuro, el corazón de cinco cuerdas de cada canario en manos de uno de lo más destacados músicos isleños.

Bajo la capacidad creativa de estos dos músicos nace un espectáculo único donde cada uno se incorpora al repertorio del otro, creando una visión común sobre la música de raíz canaria. Luis Morera y Germán López unen sus fuerzas en un repertorio cargado de nuevas creaciones, de revisiones de sus más afamadas canciones, y de uniones de estilos en ellas. Un espectáculo íntimo y personal, donde la fuerza de las canciones no necesita de adornos, sino que busca la esencia con una propuesta acústica.

Es, sin lugar a dudas, un viaje por la identidad isleña, pero que mira sin complejos hacia fuera, a donde transporta su particular sonido, y de donde bebe en ecos de otras latitudes, fusionando una amplia gama de colores sonoros en un cuadro universal.

 Con este proyecto musical conjunto, Luis Morera y Germán López, dos músicos comprometidos con la cultura de Canarias, emprenden un viaje iniciático a las raíces de la música de las islas, un trabajo de investigación que les lleva al corazón de África y que profundiza también en una estación intermedia que se empapó también de la cultura bereber y que transmitió esos compases a la música archipielágica en su trayecto hacia nuevos mundos, el flamenco. El concierto mostrará el trabajo que por separado Morera y López han desarrollado a través de sus composiciones y que ahora unifican tras hallar los puntos comunes.

Luis Morera, la voz de Taburiente, la que nos ha contado durante los últimos 40 años a ritmo de tajarastes y sirinoques la importancia de formar parte de una cultura singular, afronta ahora un nuevo reto, emparentar esos compases percusivos prehispánicos con las músicas tribales del centro de África, las que provienen de las regiones subsaharianas, las que tanto influenciaron a los que posteriormente forjaron la cultura andalusí, germen del flamenco. Insiste Morera en acercar nuestro origen al de los pueblos del noroeste de Marruecos, los que habitan el Rif (orilla en castellano), los amaziges que un día poblaron estas islas. A esa cultura, a esa música, se han acercado los grandes maestros del flamenco, los menos inmovilistas, los que no han dudado en fusionar su música con la poesía árabe, con la música de Bamako, de buscar las raíces de la cultura andalusí en los manuscritos de Tombuctú. En la memoria de todos quedan trabajos y colaboraciones para la historia de la música protagonizados por Enrique Morente, Ketama, Toumani Daibate, Kiko Veneno… la fusión de la guitarra y la kora. Una cultura a la que Canarias le ha dado históricamente la espalda, rechazando así la oportunidad de conocer su verdadero origen, abrazando sin embargo otras músicas lejanas y sin ningún nexo con la verdadera historia de las islas.

En este punto es donde coinciden Morera y López. El palmero recupera para la ocasión un buen número de composiciones que forman parte de la discografía de Taburiente y de la suya en solitario, temas que pasaron desapercibidos y que contienen  en sus entrañas el germen de aquella cultura. Y los enlaza, los une, con las canciones del último trabajo discográfico de Germán López, que en su afán por experimentar con nuevas músicas,  y partiendo de la tradición, se introduce en el flamenco con el timple como vehículo, como punto de encuentro entre las malagueñas, isas, polcas, tajarastes con las bulerías, tanguillos, rumbas…

Nace así un espectáculo en el que cada uno se incorpora al repertorio del otro, Luis Morera prestando su verbo y su voz y Germán López su timple y su talento. Una colaboración que inicia su camino en el Teatro Guiniguada (29 de marzo) y que posteriormente viajará al resto de islas.

Print Friendly
bannerdestacadosrevista

Tus comentarios nos ayudan a mejorar

Condiciones:
* Esta es la opinión de los internautas, no de La Revista de Canarias.
* No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
* Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
* Se amable. No hagas spam.

Publica tus pensamientos