La muestra ‘Mi visión escondida’, de la fotógrafa Teresa Correa se instala en Maspalomas


  • Del 3 de julio al 14 de agosto de 2015.
  • En la  Casa Condal de Maspalomas. San Bartolomé de Tirajana.

‘Mi visión escondida’, de la fotógrafa Teresa Correa.

La muestra de la fotógrafa Teresa Correa ‘Mi visión escondida’ será inaugurada el viernes, 3 de julio, en la Casa Condal de Maspalomas (calle Marcial Franco, s/n), en San Bartolomé de Tirajana, en el marco de la edición del Circuito de Artes Plásticas Gran Canaria en Vivo 2015-2016, que impulsa la Consejería de Cultura, Patrimonio Histórico y Museos del Cabildo de Gran Canaria, que dirige Carlos Ruiz.

La exposición, resultado de una investigación personal de la creadora que se mantiene en el tiempo sobre el pasaje arqueológico de Canarias, reúne una quincena de fotografías en blanco y negro realizadas a partir del año 1999. Según sostiene Teresa Correa sobre esta serie, “lo que me interesa es la intención estética, la expresión artística de los vestigios que han librado la batalla al implacable paso del tiempo y al expolio también”.

La muestra ‘Mi visión escondida‘ se mantiene abierta en la Casa Condal de Maspalomas hasta el 14 de agosto, pudiendo ser visitada de lunes a viernes, de 9.00 a 14.00 y de 16.00 a 20.00 horas.

La exposición de Correa forma parte de la amplia oferta expositiva recogida en el circuito itinerante que el Cabildo de Gran Canaria ha organizado hasta el año 2016, en distintos espacios y centros culturales de un total de 17 municipios de la Isla. Tras su paso por Arucas, Agaete y San Bartolomé de Tirajana, ‘Mi visión escondida’ también podrá contemplarse, en octubre, en Las Palmas de Gran Canaria y, en noviembre, en Firgas.

Teresa Correa

Teresa Correa

Durante varios años, Teresa Correa ha venido acompañando en sus tareas de campo a algunos investigadores y arqueólogos que han desarrollado su trabajo en numerosos yacimientos y enclaves arqueológicos de las Islas. “He trepado o descendido en su compañía a yacimientos arqueológicos de una belleza indescriptible, en algunos casos tanto  o más espectaculares por la aventura que supone llegar hasta su emplazamiento”, recuerda la fotógrafa.

“Mi trabajo con respecto al trabajo científico que mis compañeros y compañeras de aventuras llevan a cabo es bien distinto: mientras que la observación científica se mantiene dentro de los límites que marcan la objetividad y la racionalidad en sus análisis, lo que  a mí me interesa es  descontextualizar lo observado para recontextualizarlo dentro de un nuevo marco que posibilite otra lectura desde lo artístico”, explica Teresa Correa.

Según la creadora, “en muchos de estos espacios, uno siente que está ante algo que va más allá de lo que la mirada puede abarcar y el saber puede dilucidar, más allá del interés por lo arqueológico y el subidón de la aventura. Y me refiero con estas palabras a que siento que estoy penetrando en espacios simbólicos, espacios para el ritual, espacios trabajados con una manifiesta intención artística, espacios marcados por su orientación no solamente con respecto a su emplazamiento geográfico , sino también con respecto al cielo, a los astros…”.

Teresa Correa recuerda que “todo esto no sería posible sin ellas y ellos, quienes con su sensibilidad, escasos recursos -quién sabe hasta dónde llegaría su alcance – nos han dejado estas huellas que conforman parte de nuestro imaginario“.

Print Friendly
bannerdestacadosrevista

Tus comentarios nos ayudan a mejorar

Condiciones:
* Esta es la opinión de los internautas, no de La Revista de Canarias.
* No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
* Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
* Se amable. No hagas spam.

Publica tus pensamientos