El artista venezolano Milton Becerra produce su ‘Irradiación de energía’ en el Espacio Cultural El Tanque


  • Desde el 10 de junio al 26 de agosto de 2016.
  • En el Espacio Cultural El Tanque. Santa Cruz de Tenerife

El Tanque acoge la muestra site specific ‘Irradiación de energía’  de Milton Becerra.

Presenta por primera vez su obra multidimensional en Canarias en que la fusiona el sonido y la luz.

Considerado precursor del Land-Art en Venezuela ha promovido la ecología en el arte con sus estudios de materiales no convencionales e investigaciones sobre el mundo prehispánico y la mitología indígena.

La obra multidimensional del artista venezolano Milton Becerra se podrá descubrir, por primera vez en Canarias, en el Espacio Cultural El Tanque, una de las salas del Gobierno Autónomo en Santa Cruz de Tenerife. Será desde el próximo viernes, 10 de junio (20:30 horas) hasta el 26 de agosto, con su propuesta site specific ‘Irradiación de energía’ , en la que entreteje una fusión de sonido y de luz. Una gran instalación, en la que persiste su constante preocupación por las relaciones entre los planos, los espacios bidimensionales y los volúmenes, que comienza a desarrollar a partir de los años 70, en la búsqueda de las conexiones existentes entre el individuo, la naturaleza y su entorno.

Su propuesta artística está orientada en la investigación de corte performático y articulada en disciplinas como la escultura, la instalación, pintura, fotografía, textos y piezas de audio, imágenes digitales, expediciones y proyectos de viajes de exploración que vincula para obtener, “formas provenientes de fuentes espacio-temporales, tan diversas como distantes, que convergen en una misma relación que refleja el prodigioso entramado del universo”, acercando a sus propuestas contemporáneas el pasado de América con los descubrimientos de las teorías de la física cuántica y los mitos de las primeras herramientas de la prehistoria

Site Specific Art ‘Irradiación de la energía’.

A través del estudio de la naturaleza y de su estructura matemática, Milton Becerra emprende este proceso, basado en fomentar una fuente de irradiación que se expande en diferentes direcciones, apropiándose del lugar para convertirlo en un vector de la proyección de la energía visual. En las intervenciones realizadas en la naturaleza donde la proyección de las líneas realizadas con fibras naturales (cuerdas) destellan una variedad de rayos luminosos, se percibe que estas comunican el espacio entre sí, reflejando la levitación visual del trazo ejecutado en el paisaje.

El artista al utilizar los hilos como elementos estructurales en muchas de sus obras, anuda la piedra que es el centro de energía y punto de atención de la mirada, provoca la irradiación de las líneas que dibujan el espacio, simula órbitas de piedras desafiando la gravedad, provocando que las tensiones de las líneas sean hondas que se proyectan visualmente, refiriéndonos vibraciones y sonidos casi imperceptibles.

Milton Becerra (1951) realizó estudios superiores de Bellas Artes en Caracas. En sus inicios se dedicó a la exploración del color y desde los años 70 se introduce en un lenguaje conceptual que va del pasado al presente, acompañado de los legados ancestrales y de la contemporaneidad, utilizando como soporte la escultura, el dibujo, la pintura, ensamblajes, site-specific art, Eco-Art, Land Art, la fotografía análoga y digital, vídeo y el 3D,. Durante los últimos 30 años, el artista vive y trabaja en París, produciendo una gran variedad de obras, en la que combina   una amplia gama de materiales, incluyendo las piedras semipreciosas, cuarzos, fragmentos de cerámicas precolombinas, fibras naturales y de nylon, madera, cobre, metal, y con medios menos convencionales como el agua, la luz y el sonido.

Formado en Arte en su natal Caracas, Milton Becerra expone en la década de los 70 y afirma su carrera como artista plástico con sus obras “Vibro–Hexagonal”. Apoyado en las teorías de Malevitch y Wittgenstein, participa en los movimientos de Arte Concreto, Cinético y Neoplasticismo, que en Venezuela tuvieron especial importancia. Expone en el Museo de Arte Contemporáneo “Módulos Programados”, serie de intervenciones con la naturaleza y el paisaje, resaltando su relación con la tierra y con la Amazonia.

Cuando en 1980 lo invitan a la XI Bienal de Jóvenes Artistas, en París, Becerra se establece en la ciudad luz y ahonda sus estudios en materiales no convencionales y en investigaciones sobre el mundo prehispánico, mitología indígena y aspectos de la naturaleza. Asiste invitado a la exposición Arte Amazonas, en ocasión de la Primera Conferencia de Naciones Unidas sobre Medio Ambiente. Es considerado precursor del Land-Art en Venezuela y ha promovido la ecología en el arte como lo demuestran sus series: Chin-cho-rro, Gotas y Nidos.

Sus trabajos se encuentran en colecciones privadas y son numerosas las exposiciones en Europa, América Latina y Estados Unidos. Ha recibido diversos premios, entre ellos el Premio Omar Carreño, en 2014.

 

Print Friendly
bannerdestacadosrevista

Tus comentarios nos ayudan a mejorar

Condiciones:
* Esta es la opinión de los internautas, no de La Revista de Canarias.
* No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
* Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
* Se amable. No hagas spam.

Publica tus pensamientos