Vidas Paralelas de May San Alberto en La Laguna


Del 20 de Diciembre de 2011 al 20 de Enero de 2012.

En el Ex-Convento de Santo Domingo. La Laguna.

Vidas Paralelas de May San Alberto.

Arrebatar a la realidad el principio de realidad. Y arrebatar al cuadro el principio de representación.

Jean Baudrillard

En el proyecto VIDAS PARALELAS encaro un concepto particular de lo que llamamos realidad como elemento fragmentado, partiendo de la fotografía como supuesto reflejo de lo real y mediante la utilización del cut/paste como mecanismos claves en el proceso de la vida contemporánea actual.

Ver. Fotografiar. Escoger una imagen para manipular: retocar, imprimir, fotocopiar, recortar, repetir, recolocar, pegar, agrandar y pintar. Recrear, manipular y abstraer.

Encontrar algo y tratar de controlarlo, aceptándolo, cambiándolo o incluso destruyéndolo para crear una réplica que señala la fragmentación de la vida. Este sistema de recortar, haciendo una de-construcción de la imagen, para montar un nuevo espacio o realidad, cuya genealogía procede del collage, me permite generar un ritmo narrativo, un tiempo pautado diferente al real, capaz de insinuar un nuevo paréntesis de atención y misterio. La seriación, la re-creación, la falta de color genera un pálpito existencial de extrañamiento, fiel testimonio de la soledad de esta sociedad tecno-manipulada, al mismo tiempo que una mirada contemporánea.

Mientras, el reguero de pequeños intervalos entre cada fragmento nos abren continuamente a la nada, a lo invisible que nos asedia. La imagen ya sea fotográfica, fotocopiada o plasmada en el lienzo se convierte en un objeto que manipulo continua y reiterativamente hasta llegar en algunos casos casi a la abstracción. Seleccionar uno o varios fragmentos del mundo material y transformarlos en un collage, un cuadro o una instalación para conseguir la manifestación de una nueva apariencia que se acerca más a la realidad que la propia realidad inicial captada por la fotografía.

La nueva imagen re-creada inicialmente en un collage, sufre de nuevo una transformación, la ampliarla e iluminarla para encerrarla en un espacio acotado dando una nueva vuelta de tuerca que nos acerca desde otro enfoque a la ambigüedad que existe en la ciudad.

En las obras resultantes quiero general un paréntesis no utópico, ya que no retratan una realizad feliz sino que retratan la tensión múltiple de la existencia. Son autorretratos, que pasan ante nosotros como fotogramas de una película o notas de una melodía para retratar un instante o una eternidad, hablándonos del laberinto de la vida.

Descagar dosier completo sobre la obra

Print Friendly
bannerdestacadosrevista

Tus comentarios nos ayudan a mejorar

Condiciones:
* Esta es la opinión de los internautas, no de La Revista de Canarias.
* No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
* Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
* Se amable. No hagas spam.

Publica tus pensamientos